Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vuelta en masa de los turistas sostiene las ventas del comercio canario

Las Islas lideran el crecimiento del sector, que teme una desaceleración por el alza de precios

Lola Pérez, Victoria González y José María Garrido, en la presentación del Boletín Sectorial del Comercio. | | E.D.

El retorno del turismo a las Islas ha supuesto un balón de oxígeno para el comercio canario que ha visto como esta demanda externa, esencial para el sector en el Archipiélago, ha sido vital para su remontada en los últimos meses. Las tiendas isleñas han dejado atrás los números negativos que trajo consigo la pandemia y en el primer semestre del año lideraron el crecimiento de las ventas a nivel nacional. En concreto, la actividad aumentó un 10,6% entre enero y junio, impulsada por la recuperación turística que ha vuelto a traer a Canarias a miles de potenciales compradores.

Las ventas del comercio canario han ido de menos a más desde que se declaró la emergencia sanitaria en marzo de 2020. Así lo explicó ayer Lola Pérez, directora general de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, durante la presentación del Boletín Sectorial del Comercio del segundo trimestre del año. Pérez achacó a la demanda externa buena parte de la recuperación del sector y detalló que en el último trimestre, las ventas han crecido un 14,6% en abril, un 10,2% en mayo y un 7,2% en junio. Meses en los que de forma paralela también se ha ido restableciendo la llegada de turistas a las Islas.

Unos buenos datos que evidencian la importancia que tiene el turismo como motor de la economía en Canarias, ya que el gasto que realizan los visitantes no solo se queda en los hoteles sino que también lo recibe el tejido comercial del Archipiélago a través de las compras de perfumes, ropa, gafas de sol y todo tipo de artículos que efectúan los visitantes.

El empleo en el sector también mejoró en el segundo trimestre de este año respecto al de 2021. El incremento fue del 4,4%, superior a la media nacional. Un porcentaje que convierte a Canarias en la segunda comunidad autónoma con un mayor crecimiento, solo por detrás de Baleares, la otra región española para la que el turismo representa también buena parte de su economía. «Llevamos tres trimestres continuos de recuperación y lo hace de forma intensa», apuntó, algo que ha sido clave para el alza que se ha producido en el conjunto del empleo de Canarias, ya que el sector comercial es responsable de un 20% de los puestos de trabajo de las Islas.

Sin embargo, a pesar del aumento del empleo, –el sector tiene ya 6.571 afiliados más a la Seguridad que hace un año– el comercio todavía no ha conseguido recuperar la cifra de trabajadores que tenía antes de la pandemia, aunque sí los niveles de paro.

Tampoco se ha logrado consolidar el mismo número de empresas que existían antes del estallido de la pandemia. Las tiendas sufrieron mucho la crisis sanitaria, primero por el confinamiento y después por la falta de turismo. Dos variables que ahogaron a los propietarios del pequeño comercio e hicieron que muchos no pudieron evitar el cierre. Ahora la situación de incertidumbre actual tampoco es propicia para que se abran nuevos negocios, lo que explica que en Canarias haya todavía 912 empresas del sector menos que a finales de 2019.

Es precisamente esa situación de incertidumbre, por lo que pueda ocurrir a la vuelta del verano, lo que más temen los comerciantes en Canarias. Aseguran que ya en el mes de junio se ha registrado una ralentización en el consumo –las ventas aumentaron solo el 7,2% frente al 14,6% de abril– lo que puede ser síntoma de un debilitamiento de la demanda.

«Nos preocupa la subida de precios por el deterioro que puede provocar en el consumo», explicó Victoria González, vicepresidenta de la Cámara y presidenta de la Comisión de Comercio Interior, quien vaticinó que de cara al segundo semestre del año «las consecuencias van a ser negativas porque va a afectar a la renta disponible de las familias locales y de las que nos visitan».

Por su parte, el director de Relaciones Internacionales y Comunicación de Cajasiete, José María Garrido, aseguró que los datos cosechados por el sector comercial en el primer semestre del año son positivos aunque la ralentización que se evidencia a medida que avanzan los meses «nos enciende esa bombilla roja por el momento de incertidumbre que vivimos».

Garrido detalló que la actividad comercial es un buen termómetro para medir el pulso de la economía. Otro de los indicadores que se ha incrementado es el número de transacciones realizadas por los terminales de la entidad financiera ubicados en puntos de venta, cuya facturación se ha incrementado un 30% en el último año.

Algo que aseguró demuestra como el sector turístico es clave en el desarrollo también del comercio canario y precisamente por eso «Canarias es siempre la primera que entra en una crisis pero también la primera región que sale de ella». De esta manera, insistió en que el Archipiélago «debe encomendarse» al sector para continuar en la senda de los datos positivos.

Medidas para las empresas

El comercio volvió a reclamar ayer al Gobierno de Canarias la necesidad de implantar medidas que sirvan para reducir el impacto que puede provocar en la actividad el alza de los precios durante los próximos meses. La vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Victoria González, afirmó que el Ejecutivo regional «debe anticiparse y tomar medidas para frenar los impactos negativos que se van a producir». La también presidenta de la Comisión de Comercio Interior resaltó que es necesario eliminar la exención fiscal al comercio electrónico en artículos y servicios con una cuantía menor de 150 euros. Los empresarios canarios llevan meses solicitando que se suprima esta exención del IGIC a estas compras por internet, al considerar que supone una desventaja competitiva para las tiendas que tienen una sede física en las Islas, sin que por ahora el Gobierno autonómico lo haya llevado a cabo. González también volvió a pedir ayer que se activen los mecanismos necesarios para la devolución del IGIC a los turistas que procedan de fuera de la Unión Europea (UE) que realicen compras en el Archipiélago, como es el caso de los británicos, el mercado emisor más importante para las Islas. | D.G.

Compartir el artículo

stats