Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de ahorro energético

Los ayuntamientos acatan el apagón sin tener «del todo claras» las medidas

Hoy entra en vigor el límite del aire acondicionado y la desaparición de las luces de escaparates a las diez - Las entidades locales reclaman más información

Las luces empiezan a apagarse tras las últimas medidas energéticas

Las luces empiezan a apagarse tras las últimas medidas energéticas

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las luces empiezan a apagarse tras las últimas medidas energéticas Andrea Saavedra

Las medidas más polémicas del plan de ahorro energético entran hoy en vigor en Canarias sin resistencia ni oposición rebelde, pero con «muchas dudas». Hoy comienza a aplicarse el límite del aire acondicionado a 25 grados en establecimientos públicos y el apagón de las luces de los escaparates a partir de las diez de la noche. Y aunque los ayuntamientos y los comercios ya han confirmado que «cumplirán con la ley» lo cierto es que muchos alcaldes canarios reconocen «no tener del todo claras» las medidas incluidas en el decreto de ahorro energético aprobado el pasado 1 de agosto. El periodo vacacional, la falta de técnicos y el «escaso» plazo de tiempo que se ha dado para implementar las normas han provocado que muchos responsables locales confiesen que durante los primeros días «improvisarán y harán lo que puedan» para ajustarse al decreto.

Los alcaldes de los municipios en los que no gobierna el Partido Socialista no reproducirán en Canarias la rebelión de Isabel Díaz Ayuso en Madrid a pesar de que, en muchos casos, no están de acuerdo con las medidas. «En teoría se van a tratar de cumplir las medidas que contiene el decreto ley en todos los municipios que gobernamos, aunque no se esté de acuerdo con el mismo al 100% o se crea que sean medidas realmente eficaces», aclaró ayer el presidente del PP en Canarias, Manuel Domínguez.

7

Espectáculo de luces en la Fuente Luminosa Andrés Cruz

Su compañera de partido, Astrid Pérez, presidenta del PP de Lanzarote y alcaldesa del Ayuntamiento de Arrecife, no escondió ayer su desconocimiento sobre el contenido del decreto. «Haremos lo que podamos, cumpliremos porque siempre lo hacemos, pero lo cierto es que no hemos podido estudiarlas detenidamente», apuntó. Tampoco se opuso a implantar las medidas el alcalde de Moya, Raúl Afonso, quien reconoció que «carece de medios» para controlar que se cumple con el apagado de escaparates durante la noche. «No nos informan, nos sueltan un decreto de 80 páginas y tenemos que enfrentarnos a todo sin medios», criticó.

En la misma situación se encuentra el alcalde de Valleseco, Dámaso Alexis Arencibia, quien denunció la «improvisación» del Estado. El responsable popular comparó la situación con las medidas que desde Madrid llegaban las primeras semanas de la pandemia. «Un día nos dicen una cosa, al día siguiente otra y la incertidumbre nos come», afirmó Arencibia.

Y en Agaete están igual. La alcaldesa, María del Carmen Rosario todavía no sabe si tiene que apagar las luces de los festejos veraniegos o puede seguir con ellas. «Es nuestra época grande y todavía no sabemos cómo debemos actual, estamos un poco a la espera de ver que hay que hacer», reconoció ayer.

También acatará el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez. «Una vez más no se han tenido en cuenta las diferentes condiciones de Canarias», subrayó Bermúdez, que ve este último real decreto del Ejecutivo estatal como una muestra más de su «improvisación». «No nos queda más remedio que acatar las medidas por más que vuelvan a adoptarse a golpe de real decreto, pero eso sí: no sin antes alzar la voz», enfatizó el alcalde capitalino.

Muchos coinciden en reclamar un encuentro con el Gobierno autonómico para aclarar todas las dudas en torno al decreto estatal. «Tienen que sentarse con nosotros y coordinar todo, no podemos ir por libre, es de chiste», protesta la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García. Y tampoco entiende la descoordinación la regidora de Mogán, Onalia Bueno –de Ciudadanos para el Cambio (Ciuca)–, quien aseguró ayer que en su ayuntamiento se implantarán las medidas impuestas «siempre que no causen perjuicios a sus trabajadores». Bueno lamenta que el Estado centre sus esfuerzos en «medidas que no son serias ni eficaces para las necesidades reales de las Islas». La alcaldesa del municipio sureño considera «más necesario» reducir los trámites para la implantación de desaladoras o plantas fotovoltaicas. 

Comercio inseguro

La puesta en marcha del plan de ahorro energético del Estado también provoca incertidumbre y confusión en el comercio y la hostelería de Canarias. Los establecimientos tienen que adaptarse hoy a la obligatoriedad de limitar a 25 grados el uso del aire acondicionado y deberán apagar los escaparates a las diez de la noche. Cuestiones que no han acabado de gustar a los empresarios canarios que creen que el nuevo plan de Pedro Sánchez «puede lastrar» la recuperación económica de los sectores que tiran de la economía de las Islas. Los comerciantes temen que el apagado de las tiendas pueda restar atractivo a las calles comerciales canarias durante la noche. «A nadie le apetece darse un paseo por la calle Castillo o por Triana con todo apagado porque genera inseguridad», apunta el presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias, Abbas Moujir, quien considera que existen «medidas más eficientes» que las hasta ahora planteadas en el plan del Gobierno central. Luces led o renovar los aires acondicionados, algunas de las propuestas de los empresarios. 

Compartir el artículo

stats