Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso del turismo contiene los concursos de acreedores en Canarias

El número de procedimientos presentados en el Archipiélago cae un 16% hasta julio pese al fin de la moratoria concursal, mientras se disparan un 25% a nivel nacional

Un camarero prepara una terraza de una zona turística. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Las empresas canarias se salvan del auge de los concursos de acreedores que recorre casi toda España. El Archipiélago es una de las pocas comunidades autónomas en las que el número de estos procedimientos se ha reducido este año si se compara con los datos de 2021. En concreto, hasta el mes de julio 93 compañías han tenido que recurrir a este mecanismo en las Islas, un 16,9% menos que en ese mismo periodo del año anterior. Una contención que está motivada por el regreso del turismo que ha vuelto a dar oxígeno a la economía isleña en los últimos meses.

Canarias se ha convertido en una rara avis en el escenario empresarial del país. Según un estudio de Informa D&B, el Archipiélago es una de las contadas regiones en las que los concursos de acreedores han descendido en 2022. Sobre todo si se tienen en cuenta los procedimientos presentados en el mes de julio, el primero tras el fin de la moratoria concursal aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez en el inicio de la pandemia. La medida buscaba evitar una cascada de cierres empresariales ante la paralización económica dispensando del deber de solicitar la declaración del concurso a aquellas empresas que se encontrasen en situación de insolvencia. Además, impedía que se admitiesen a trámite las peticiones de concurso instadas por terceros.

Su extinción el pasado 30 de junio volvió a hacer obligatoria su presentación si se cumplen las condiciones requeridas. Algo que hacía prever un tsunami de concursos en los juzgados mercantiles de todo el país por parte de aquellas empresas que tras el fin de la pandemia no habían conseguido resolver las causas de insolvencia. Y no pueden demorarse mucho ya que tienen impuesto un plazo de dos meses desde el fin de la moratoria, es decir, antes del 1 de septiembre.

Notable incremento

Es una situación que ha provocado un notable incremento del número de procedimientos en todo el país, que se han disparado un 25% en el mes de julio hasta los 774, la cifra más alta desde marzo de 2014. Según este informe, la industria ha sido en julio el sector que ha experimentado un mayor incremento, seguido del comercio y la construcción y las actividades inmobiliarias. Sin embargo, si se analiza el devenir de los concursos durante los primeros siete meses del año es el comercio el que ocupa el primer lugar en el podio, ya que concentra el 24% del total de estos procedimientos, mientras que la construcción representa cerca del 20%. En el caso de la hostelería, disminuyen casi un 25%.

Esas 774 empresas que presentaron concurso tienen una plantilla conjunta de 4.598 empleados y una facturación total que supera los 777 millones de euros. En ese mismo mes de julio de 2021 declararon concurso 619 empresas con 3.028 trabajadores y una facturación de 486 millones.

Seguida por Baleares

Sin embargo, en las Islas lejos de incrementarse los concursos de acreedores descienden de manera muy notable, casi un 60% respecto al mismo mes de 2021. No solo es de las pocas comunidades en las que la cifra es negativa sino que es además la región en la que la caída es más acusada. Le sigue La Rioja y tras ella Baleares, el otro archipiélago del país en el que la actividad turística también significa un gran porcentaje de su economía.

Que Canarias sea junto con Baleares dos de las regiones en las que más ha descendido la presentación de concursos da idea de la importancia que tiene el turismo como motor de la economía en ambos casos. Hay que recordar que el primer semestre del año pasado fue nefasto para esta industria del Archipiélago. El arranque del año fue incluso peor que el del Año I de la pandemia, ya que en 2020 el sector funcionó con relativa normalidad hasta el mes de marzo.

Verano pasado

En el verano del año pasado todavía un 30% de los establecimientos hoteleros canarios estaba cerrado por falta de demanda y muchos trabajadores del sector seguían afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Una de las medidas que junto con la moratoria concursal formaba parte de la respiración asistida facilitada al sector empresarial para evitar un descalabro todavía mayor durante la pandemia.

A partir de la reactivación del turismo internacional a finales del año pasado, la situación ha cambiado en el Archipiélago y varios expertos apuntan a que la actividad turística puede convertirse en la tabla de salvación para evitar que las Islas se vean afectadas por la recesión.

Pero a diferencia de lo que ha ocurrido con los concursos de acreedores, la evolución de las disoluciones empresariales no ha sido negativa en Canarias en los últimos meses. Según Informa D&B este tipo de procedimientos se ha incrementado un 5,5% si se comparan los datos de los primeros siete meses de 2021 y 2022. En concreto, este año se han disuelto 756 sociedades frente a las 719 del año pasado.

A nivel nacional también se ha producido un incremento del 9,9% hasta las 18.879. En su mayoría disoluciones voluntarias. El informe señala que en lo que llevamos de año, los sectores con mayores aumentos en este tipo de procedimientos son la construcción, que suma 438 más que el año pasado y el de intermediación financiera, en el que se han producido 421 más. Por el contrario, el mayor descenso se observa en el de la hostelería, que el año pasado se encontraba en peor situación debido a las restricciones derivadas de la covid.

Compartir el artículo

stats