La considerada ciudad del arte, ahora más cerca que nunca de Canarias gracias a la conexión directa de Binter, cuenta con un gran patrimonio arquitectónico configurado por grandes genios del siglo XIV.

Florencia, conocida como Firenze, es una de las ciudades más bellas de Italia y capital de una de las regiones más atractivas del país transalpino. Es la más poblada de la Toscana, con un centro histórico, artístico, económico y administrativo distinguido en el mundo entero gracias al reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad.

La considerada ciudad del arte se define como una de las mayores metrópolis culturales, ya que cuenta con un gran patrimonio arquitectónico configurado por grandes genios del siglo XIV. Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel fueron dos de estos artistas que dejaron sus obras como legado de la ciudad.

Puente Vecchio.

Por eso, te recomendamos que uses un calzado cómodo y te dispongas a recorrer sus calles admirando tanta belleza que no deja indiferente a nadie y que es el motivo por el que muchos visitantes sufren el Síndrome de Stendhal.

Paradas indispensables

Si viajas a Florencia, hay rincones en los que la parada debe ser indispensable, pues cada uno de ellos te transportará a los orígenes de la ciudad.

El primero de ellos es la Piazza de la Signoria, una de las más monumentales, que junto a la Piazza del Duomo conforman los dos espacios de encuentro más importantes en la historia florentina, ya que representan el poder civil y religioso de la zona.

Muchos de los visitantes se decantan por esta última, ya que desde ella se puede admirar el gran monumento de Florencia: la Cattedrale di Santa Maria del Fiore. Se trata de una basílica considerada una obra maestra que une el arte gótico con el renacentismo en su reconocida cúpula de Brunelleschi, campanille de Giotto y el Baptisterio de San Juan. Sin duda, una joya artística y arquitectónica que dejará boquiabierto a todo aquel que tenga el privilegio de disfrutarla.

Grandes genios del siglo XIV crearon su patrimonio

Otro de los grandes emblemas que no puedes dejar pasar por alto si viajas a esta región es el Palazzo Vecchio que, además de su magnífico aspecto exterior, cuenta con una de las salas más destacadas en el arte: el Salón de los Quinientos, donde se decidió el futuro de la ciudad.

Si la cosa va de palacios, otras dos opciones son El Palazzo Pitti y el Palazzo Medici, emblemas de Florencia. Aunque en ningún caso deberíamos dejar de visitar uno de los símbolos más distinguidos, como es el Ponte Vecchio, un puente medieval, de los más famosos del mundo, que atraviesa el río Arno.

Santa María Di Fiore.

Santa María Di Fiore.

Por último, si eres un curioso del arte, debes acudir a la Galería Uffizi, el mayor museo de arte renacentista. Tampoco debes dejar pasar por alto una de las esculturas más famosas de la historia de la humanidad: el David de Miguel Ángel. Recuerda que será lo primero que te preguntarán a tu vuelta. Si no visitas esta obra de arte, no habrás estado en Florencia.

Vuelos sin escalas y con el mejor servicio

Gracias a la conexión que ofrece Binter tendrás la oportunidad de visitar este maravilloso lugar. Podrás viajar desde el aeropuerto de Gran Canaria al aeropuerto de Florencia los sábados y llegar a la ciudad italiana en poco más de cuatro horas.

Sus mejores exquisiteces

La región de la Toscana se define por sus platos típicos de pasta fresca. Pero hay uno que sin duda no te puedes perder. Se trata de los pappardelle sulla lepre, elaborados con salsa de liebre previamente cocinada en cocciones de hasta seis horas.

Si eres un amante de la carne poco hecha, con la bistecca alla Fiorentina, un chuletón cocinado a la brasa, tu paladar disfrutará de un manjar exquisito.

Binter realiza vuelos directos a la ciudad de Florencia todos los sábados

Para remontarse a los orígenes de la ciudad, una de las mejores recomendaciones es que pruebes la ribollita, plato que expresa tradiciones y costumbres locales preparada con verduras y pan seco para convertirse en una sabrosa sopa.

David de Miguel Ángel.

David de Miguel Ángel.

Para los paladares de boca más clásicos, la pappa al pomodoro es un plato ideal. Esta delicia, de origen campesino, está hecha con pan tostado, tomates, dientes de ajo, albahaca, aceite de oliva extra virgen toscano, sal y pimienta.

En definitiva, si en tus viajes no puede faltar la combinación de cultura y gastronomía, no puedes quedarte sin visitar Florencia.