Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERE

Duro Felguera plantea un despido colectivo para cuatro sociedades en Asturias con 600 trabajadores

La compañía, que fue rescatada el año pasado, dice que el ajuste es imprescindible

Sede de Duro Felguera en Gijón.

El grupo Duro Felguera llevará a cabo un despido colectivo mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) que comunicó ayer a la representación laboral para su negociación. El expediente afectará a un colectivo de trabajadores –que la empresa no precisó– de cuatro de sus sociedades: la matriz del grupo (Duro Felguera, SA) y sus filiales DFOM, Mompresa y Felguera IHI. El despido colectivo será de aplicación exclusiva en sus centros de trabajo en Asturias. Estas cuatro sociedades suman en la región 607 trabajadores. La plantilla total del grupo ascendía a 1.067 trabajadores a fines del pasado ejercicio.

Quedarán fuera de esta medida de recorte laboral otras filiales, como DF Oil & Gas, que actualmente no tiene empleados asignados; Duro Felguera Calderería Pesada (que gestiona el taller de fabricación de bienes de equipo de Gijón), la sociedad tecnológica madrileña Epicom y la nueva compañía para la transición energética DF Green Tech.

La compañía ha comunicado a la representación laboral que se trata de una medida necesaria e imprescindible para garantizar la viabilidad, rentabilidad y competitividad futura del grupo, dado que el tamaño de la plantilla es muy superior al volumen del negocio. La sociedad expresó su voluntad de llegar a un acuerdo y que tanto el número de trabajadores de los que se acabe prescindiendo como las condiciones económicas para su salida estarán sujetas a negociación. La empresa les comunicó que espera alcanzar “un acuerdo favorable”.

Duro Felguera, que fue rescatada el año pasado con una aportación de 120 millones de euros por parte del Gobierno central, otros 6 millones por el Principado y un acuerdo de refinanciación y reestructuración de su deuda por los bancos acreedores, aplicó sucesivos expedientes de regulación temporal de empleo entre el 15 de abril de 2020 y marzo de este año para aliviar sus costes laborales y ajustar el tamaño de su plantilla efectiva a la carga de trabajo existente. Desde entonces no había tomado ninguna nueva medida y la nómina estaba consumiendo caja.

En los últimos años, y como consecuencia de las graves vicisitudes vividas por la sociedad y el posterior encadenamiento de crisis económicas desde 2020 por el covid y la guerra, hubo una importante salida voluntaria de empleados. En los últimos cuatro años (entre 2018 y fines de 2021, la fecha de la que se tiene el último dato oficial) la plantilla se redujo en 787 personas (el 42%): pasó de 1.850 trabajadores a 1.067.

Aun así, la empresa considera que su actual estructura sería la propia para atender una facturación de entre 800 y 1.000 millones cuando la previsión es situarse en una horquilla entre 300 y 500 millones.

El anuncio de despido colectivo seis meses después de que finalizase la última regulación temporal se produce cuando la empresa está tratando de ultimar la entrada de uno o varios inversores que refuercen su estructura de propiedad (sin accionistas de referencia) y su base de capital. La reducción de efectivos podría hacer más atractiva la empresa.

La mesa de negociación, que se constituirá en un periodo máximo de quince días, estará integrada previsiblemente por representantes de CC OO y de CSI por parte de la sociedad matriz, que tiene 296 trabajadores en Asturias; de UGT y CSI por DFOM (182 empleados), y representantes de DF Mompresa (122) y de Felguera IHI (7 trabajadores). Estas dos últimas sociedades carecen de comité de empresa por lo que deberán bien elegir representantes propios, bien delegar en sindicatos o bien ceder su representación a los negociadores que participarán por parte de los comités de la sociedad matriz y de DF Mompresa.

Las reacciones de los comités y el Principado, y un nuevo contrato para una planta de mineral

El presidente del comité de empresa de la sociedad matriz (Duro Felguera, SA), Carlos Elías Barros (CC OO), señaló que el grupo "lleva muchos años de mala gestión. Falta carga de trabajo y nuevos proyectos. Y mientras que se han contratado a muchos directivos, se nos decía que sobraba gente". "Se ha ido personal de algunos departamentos y hoy la plantilla está muy desequilibrada porque falta gente en algunos puestos", agregó. Por su parte, Juan Antonio Alfaro (CSI), presidente del comité de Duro Felguera Operaciones y Montajes (DFOM), expresó su sorpresa: esta filial, dijo, "tiene trabajo y no entendemos que nos haya incluido en el ERE". Fuentes del Principado señalaron que "las regulaciones de empleo es la opción que menos nos gusta para garantizar el futuro de la compañía". "Las opciones que preferimos son aumentar la cartera de pedidos, entrar en nuevos sectores de actividad o incluso la entrada de un accionista de referencia y de carácter industrial". No obstante, estas fuentes señalaron que "el Gobierno asturiano mantiene su compromiso de apoyo a la supervivencia de la compañía". El grupo australiano Elementos Ltd. ha contratado a Duro la ejecución de la planta de procesamiento de estaño de Oropesa (Andalucía) para su filial Minas de Estaño de España (MESPA).


Compartir el artículo

stats