Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JSP entra en fase de liquidación y la plantilla firmará el viernes el ERE extintivo

Empresarios canarios ya han contactado con los responsables de la industria láctea para interesarse por la compra de activos

Nave de JSP ASEMAR

Punto y final a la historia de JSP (José Sánchez Peñate, A.). La empresa canaria ha entrado en fase de liquidación al no superar el proceso concursal. Finalmente ningún inversor llegó con éxito al final del proceso de venta del grupo industrial por lo que este mismo viernes la plantilla firmará el acta del ERE extintivo para presentarlo en el juzgado. El proceso deja en la calle a los 140 trabajadores que quedaban en ERTE ya que a partir de ahora las empresas interesadas en la compra de los activos de JSP no tendrán que mantener los puestos de trabajo. Se cierran así casi 60 años de historia de una de las industrias lácteas más importantes del Archipiélago.

Los empleados ya se esperaban este final porque el proceso ha sido caótico. Tras 40 candidatos iniciales solo llegó una oferta hasta el final del proceso, la empresa Sanlode Alimentación, y esta no presentó la semana pasada el aval bancario que se le reclamaba para demostrar su solvencia económica. Esta sociedad, cuya administradora única es una antigua trabajadora de JSP, María Lourdes Sánchez López, había ofertado siete millones de euros por las cuatro unidades productivas del grupo JSP pero al no presentar el aval de 1,7 millones solicitado quedó fuera del proceso. "Ha sido como una auténtica montaña rusa con esperanzas y decepciones", reconoce el presidente del comité de empresa en la provincia de Las Palmas, Ismael Trujillo (CCOO), quien considera que muchos de los inversores se acabaron "echando para atrás" con la idea de comprar los activos "más baratos" una vez la empresa entrara en liquidación.

Los trabajadores esperan que los futuros compradores recuperen parte de los empleos perdido

decoration

Lo cierto es que solo han pasado unas horas desde que saltara la noticia y ya algunas empresas canarias han contactado con Asemar, empresa designada por la administración concursal que rige el presente de la industria canaria para hallar un comprador, para interesarse por la nueva situación de JSP. "Ya hay llamadas de empresarios canarios que están interesado en la compra y espero que los escuchen y los ayuden para que pueden volver abrir las empresas", apunta el presidente del comité de empresa de Celgán, Sergio Arvelo (UGT), quien reclama que sea un "proceso rápido" para que no se deteriore más la industria. "Solo esperamos que el administrador concursal esté interesado en vender industrias y no terrenos", porque ya "hay gente esperando detrás para volver abrir", añade Arvelo, que además espera que los futuro empresarios cuenten con la mano de obra de JSP.

El interés de Hiperion

Desde que se hizo público que JSP buscaba nuevo soporte financiero, solo el fondo de inversión asturiano Hiperion manifestó su intención de hacerse con la empresa. Llegó a negociar con los bancos una importante quita que dejó el pasivo financiera en alrededor de 12 millones de euros. Sin embargo, su aportación declarada –unos 18 millones de euros– resultó insuficiente para el administrador concursal, que decidió poner el proceso de búsqueda de inversor en manos de Asemar. "Realmente no acabamos de entender por qué no cuajó ninguna oferta cuando han venido tantas empresas preguntando", apunta Trujillo.

Para los representes de ambos sindicatos, también tiene parte de culpa el Gobierno canario, que prometió a los trabajadores que haría "todo lo posible" por evitar que JSP acabara en fase de liquidación. "Nos reunimos con el presidente Torres y aunque se nos hicieron muchas promesas después desapareció toda la ayuda", denuncia Arvelo y con él coincide Trujillo quien reconoce estar "muy decepcionado con la administración canaria".

CCOO y UGT afirman estar «decepcionados» con la actitud del Ejecutivo canario

decoration

La suma de los activos contempla la planta de producción de lácteos ubicada en Güímar (Tenerife); la unidad de yogures y postres, con inmuebles en Los Baldíos (Tenerife) y Getafe (Madrid); la unidad productiva de panadería en El Tablero (Gran Canaria) y el tostadero de café situado en Los Majuelos (Tenerife). Estas son las cuatro unidades productivas que el grupo industrial de alimentación JSP venderá junto a parcelas, oficinas, maquinaria y cuatro almacenes de distribución localizadas en distintos puntos del Archipiélago. El centro de producción de leche y derivados lácteos localizado en Güímar alberga más de 15.000 metros cuadrados repartidos en un almacén y una nave industrial de producción. En cuanto a la planta de Los Baldíos es un complejo conformado por dos naves industriales y un edificio con una superficie útil total de 6.430 metros cuadrados. Por su parte, la panificadora de El Tablero es una edificación de dos plantas que consta de almacén y oficinas, con un total de 3.155 metros cuadrados. Además, el tostadero de café de Los Majuelos lo integra una edificación para almacén y fábrica junto a un edificio con tres plantas de oficinas, sumando un total de 25.965 metros cuadrados.  

Compartir el artículo

stats