Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 79.200 personas faltan cada día a su puesto de trabajo en Canarias

El Archipiélago es la segunda comunidad española con mayor absentismo en España, presenta una tasa del 8,6% - Los empresarios exigen «más control» al Ejecutivo

Un camarero sirve una mesa en una terraza repleta de gente en Santa Cruz de Tenerife. María Pisaca

Cada vez son más los canarios que faltan a su puesto de trabajo. En el primer trimestre del año la tasa de absentismo regional se situó en un 8,6%, lo que se traduce en que cada día faltaron a su puesto una media de más de 79.240 personas en las Islas. Así lo refleja el último informe de la CEOE Tenerife, que para sacar este último dato utiliza de referencia el número de ocupados –921.240 personas– en el Archipiélago durante ese periodo del año. La cifra en Canarias supera en un punto y medio a la nacional (7,1%), y la convierte en la segunda comunidad con mayores ausencias, solo por detrás del País Vasco (9,2%). Las patronales comienzan a preocuparse por la situación en las Islas, ya que el absentismo «es tolerable» para las empresas cuando está entre el 3% y el 5%.

La tasa de absentismo no ha parado de crecer en Canarias desde el tercer trimestre de 2017. «Tradicionalmente siempre hemos tenido un absentismo alto en las Islas, pero la tendencia es creciente y hay que trabajar para reducirla», afirma el vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), José Cristóbal García, quien sospecha que «no todos responden a problemas por enfermedades». El absentismo puede deberse a muchas causa, desde la incapacidad temporal por enfermedad hasta una ausencia no justificada.

El presidente de la CEOE Tenerife, Pedro Alfonso, apunta a la «insatisfacción» como una de las principales razones de la elevada cifra en el Archipiélago. «No sabemos por qué se da más en Canarias, pero lo cierto es que hay mucha gente sobrecualificada en sus puestos y esto puede ser uno de los motivos», aclara Alfonso. Comunidades autónomas con una estructura económica similar a la canaria, presentan tasas inferiores, como el caso de las Islas Baleares, cuya tasa de absentismo asciende al 6%, y Andalucía, con un nivel de absentismo de 6,9%.

El presidente de la CEOE considera que la solución pasa por el esfuerzo de empresarios, sindicatos y Administración pública. Según Alfonso, los empresarios deben estudiar de nuevo el mercado laboral y «trabajar en la fidelización de los trabajadores» para acabar con el presentismo laboral y los sindicatos deben «incluir en las mesas de negociación colectiva de los convenios» el tema de la productividad y la manera de tipificar el absentismo.

Al Gobierno canario, las patronales le exigen que actúe ante las bajas no justificadas y que vigile los casos fraudulentos. «Es necesario aumentar las inspecciones y dotar de más medios a los responsables del control», explica García. El presidente de la CEOE también considera necesario que se busquen soluciones para las largas listas de espera en Sanidad que provocan que muchas bajas se alarguen durante meses, e incluso años.

Las patronales coinciden en señalar que el absentismo trae consecuencias económicas negativas para las empresas vinculadas con los costes por la prestación por incapacidad temporal. «La carga para las compañías es impresionante», insiste el vicepresidente de la CCE. A los problemas económicos, hay que añadirle las dificultades que el absentismo provoca en la organización del trabajo. «Estas situaciones provocan una sobrecarga en el resto de la plantilla, y eso tampoco es bueno», añade García.

Junto a las cifras de absentismo, los empresarios siguen muy de cerca el fenómeno conocido como la Gran Renuncia, el cual se vincula con una tendencia global, que nació en EEUU, y que se caracteriza por un aumento desmesurado de personas que han abandonado su trabajo. Esta tendencia, que ha crecido tras la pandemia, denota la posible insatisfacción o desmotivación laboral por parte de los trabajadores. No hay registros de los datos en Canarias, pero según las cifras de la Seguridad Social entre enero y julio de 2022 se presentaron 70.817 bajas por dimisión en todo el país. Esta cifra supone un 12,9% del total de bajas en la afiliación a la Seguridad Social. En el mismo periodo de 2019, la cifra era de 56.148 bajas por dimisión.

Desde la CEOE, alertan de que existe un aumento de este tipo de bajas por parte de trabajadores indefinidos, lo que se traduce en que la estabilidad no frena «el descontento en las plantillas». «Los empleados no están a gusto en sus puestos y debemos trabajar en cambiar esto porque a las empresas nos conviene tener estabilidad y aprovechar la formación y conocimiento que adquieren los trabajadores», explica Alfonso.

Compartir el artículo

stats