Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueve parques eólicos marinos ya estudian su impacto para Canarias

Madrid mantiene la agenda legislativa para el sector y prevé aprobar la norma que lo regulará antes de acabar el año

28

Traslado del aerogenerador flotante Juan Carlos Castro

Al menos nueve proyectos de parques eólicos marinos a instalar en aguas canarias estudian ya qué nivel de impacto medioambiental tendría su instalación. Los promotores intentan de ese modo acortar los plazos a la espera de que el sector cuente con la pertinente regulación. El Ministerio para la Transición Ecológica mantiene en su cronograma la previsión de aprobar la ley antes de terminar este mismo año. En paralelo, avanzan los estudios sobre el terreno del comportamiento de prototipos innovadores llamados a mejorar la competitividad. El último, este mismo miércoles, el ideado por X1 Wind, anunciado en noviembre del año pasado y que ya está colocado en el área de la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan).

La ministra y vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, situó este mismo año a las Islas en el centro del desarrollo de esta tecnología limpia. En el Archipiélago comienza a agotarse el suelo útil para la instalación de aerogeneradores en tierra. En otras palabras, ha llegado el tiempo de que el océano contribuya a la consecución del objetivo de reducir hasta en un 50% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2030.

Aparte de la cada vez más acuciante necesidad de tener un planeta más limpio, también existen razones económicas de gran calado. La Estrategia de Energía Sostenible de Canarias contempla una inversión pública de 466,67 millones de euros. Sumada a esta cantidad la aportación de la iniciativa privada, se espera que hasta 2026 se muevan en este nicho de negocio 819,15 millones. Esos número deben traducirse en empleo, y además, de calidad.

Hasta el inicio del pasado verano, según confirmaron fuentes del ministerio, existían esos nueve proyectos ya trabajando en el estudio de la calidad de su sostenibilidad. En conjunto suman 986,7 megavatios: Alisio (49,9), Gran Canaria Este (144), Sahariano (49,9), Colombino (49,9), Canarray I (48), Canarray II (132), San Borondón (238), Fowca (225) o Lanzarote Este (50). En breve, los aspirantes serán más. Sobre todo teniendo en cuenta que el Archipiélago está considerado por el Gobierno central como esencial para el "desarrollo temprano" de esta tecnología.

A la eólica marina le falta camino para poder competir con garantías frente a otras tecnologías

decoration

Acortar el camino

Se trata de una prospección, de explorar el alcance del impacto, una «herramienta que no implica ningún compromiso por parte del promotor o la Administración», aclararon desde el ministerio. En el caso de resultar adjudicatarios de potencia en la primera subasta de esta tecnología, prevista para la primera mitad del año próximo, tendrán ya un trecho recorrido del camino que les conducirá a hacerse realidad.

La Hoja de Ruta para el desarrollo de la Eólica Marina y de las Energías del Mar en España, diseñada por el equipo de Ribera, da a las Islas un papel relevante en el estudio y posterior fase de comercialización. No obstante, aún es demasiado pronto para pensar en ese momento en que el viento marino satisfaga un porcentaje importante de la demanda eléctrica canaria.

A la espera de que se aprueben los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), Madrid estableció una moratoria en junio del año pasado. Seis meses después la levantó para los proyectos de I+D+i, porque otra de las grandes claves es encontrar maneras de abaratar una energía limpia que aún es cara en comparación con sus competidoras. En este capítulo se desarrollan tres proyectos en aguas canarias: Mar de Canarias (10 megavatios), Proyecto Eólico Gofio (50) y Proyecto Elisa (5). Todos ellos iniciaron su tramitación antes de que el ministerio ordenara parar a la espera de poner en orden el sector.

En ese marco se encuadra el prototipo PivotBuoy, desarrollado por la empresa X1Wind y que este miércoles se ha trasladado desde el Puerto de La Luz y de Las Palmas hasta la Plocan. «Hasta finales de marzo», apuntó el CEO de la compañía, Álex Raventós, se estará probando en el área de la bahía capitalina.

PivotBuoy ya se prueba y recogerá datos hasta finales de marzo en el área de la Plocan

decoration

Sin mástil

¿En qué consiste? Los condicionantes técnicos son muy diferentes de los conocidos hasta el momento. Para empezar, lo más visible es la ausencia del tradicional mástil. Lo sustituye «una estructura tipo trípode que permite una transmisión más eficiente de los esfuerzos, reduciendo así la cantidad de material, el coste de fabricación y la huella ambiental», ha explicado la empresa en una nota.

El objetivo específico es validar todas las innovaciones y sistemas que contiene este ingenio. También hacerse con todo el conocimiento posible para conseguir integrarlo en el «diseño de plataformas de gran escala para soportar turbinas de 15 megavatios o incluso más, capaces de suministrar electricidad a 20.000 hogares cada una».

El proyecto se presentó hace casi un año y no ha estado exento de vicisitudes. El barco –son específicos y escasean– escogido para el despliegue del cable tuvo que marcharse a realizar labores de urgencia a La Palma tras la erupción volcánica. Posteriormente atendió un trabajo ya comprometido en la Península. El pasado mes de junio pudo por fin ocuparse de este proyecto, pero para entonces ya había entrado los intensos alisios, que impiden las labores de colocación del prototipo. Superado el trance, PivotBuoy ya está en casa.

De la construcción de esta estructura a escala se ha encargado la empresa Hidramar, lo que pone de manifiesto el impacto económico que el desarrollo de la eólica marina puede tener para otros sectores empresariales.

Compartir el artículo

stats