Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inmobiliaria canaria Ziegel desembarca en Madrid tras solo cuatro años de vida

La empresa ideada por Aythami Rivero implanta un modelo disruptivo que seduce a los agentes y propicia 800.000 euros de facturación en solo un año

Aythami Rivero, en la sede que Ziegel tiene en la capital grancanaria. ANDRÉS CRUZ

La inmobiliaria canaria Ziegel nació en julio de 2018 y acaba de inaugurar su primera sede fuera de las Islas. Además, en una plaza complicada como Madrid, en el cotizado barrio de Salamanca. La operación revela la confianza que el fundador y único socio, Aythami Rivero, tiene en un modelo que amenaza con romper las reglas del juego del negocio. Solo el año pasado, la empresa facturó 800.000 euros y aspira a consagrarse en este ejercicio instalándose en el entorno de los 1,5 millones a pesar de la contracción de la demanda que propicia el encarecimiento de los créditos.

Rivero tiene solo 31 años, pero suma ya nueve en primera línea del sector. Trabajando para los gigantes de la compraventa de inmuebles perdió la voz haciendo ver que existían «cuestiones a mejorar que iban a redundar en favor del negocio. Lo que pasa es que no es fácil cambiar algo cuando estás en un régimen de franquicia», explica sobre los motivos que le llevaron a dar el salto.

Un movimiento que se decidió a afrontar él hipotecando el gimnasio que regentaba junto a sus hermanas en la seguridad de que trabajar «de sol a sol» y el conocimiento adquirido bastarían para reducir paulatinamente ese pasivo. En el viaje le están acompañando agentes inmobiliarios «de los que tienen talento», matiza. 

Esos colegas de profesión que han visto en Ziegel una vía para prosperar y mejorar los rendimientos de su trabajo son esenciales. «Es el volumen lo que nos da la rentabilidad», detalla sobre la vía de ingresos Aythami Rivero, y  esa acumulación de agentes con demostrado buen hacer ha propiciado jornadas en las que se ha llegado a bajar la persiana con «diez contratos de arras firmados; aunque eso no es lo habitual», reconoce el empresario.

Claves del cambio

¿Por qué los profesionales se sienten atraídos? Rivero se encontró un negocio en el que las inmobiliarias cobran, de media, el 5% del precio de la operación; en eso Ziegel no introduce cambios. Entre el 40% y el 50% de la suma que entra en la empresa va a parar al agente –Ziegel eleva esa comisión, en casos, hasta el 90%–, que se encargaba de todo el proceso, desde buscar compradores hasta acompañar al cliente a la notaría.

«Con el problema añadido de que no había voluntad de evolucionar, faltaba revisar y mejorar el marketing, por ejemplo», relata el emprendedor canario. Algo no funcionaba y comenzó a dar vueltas en su cabeza a una idea en la que la tecnología tiene un protagonismo especial. De hecho, están ultimando su propio CRM (Gestión de Relación con los Clientes, por su siglas en inglés) con el alcance que Aythami Rivero siempre estimó óptimo.

Faltaba la otra parte, la de elevar el porcentaje que va a parar a manos de quienes están en el tajo diario. Los del 90% son los pata negra, quienes manejan las carteras más nutridas y cierran el mayor número de operaciones. «Hemos fijado un máximo de 25 por provincia», explica el ideador, dueño y cabeza visible de Ziegel.

Eso sí, quienes trabajan con estas condiciones pagan 2.400 euros al año a la empresa, mientras que los más nuevos, quienes se están fogueando, solo 20 euros al mes «a cambio de una comisión del 50%». A cambio, unos y otros disponen de un espacio de trabajo y el respaldo de una compañía que se ha situado en cuatro años y medio entre las cinco primeras de Gran Canaria, donde «existen unas cien», según Rivero.

La estrategia de la empresa es abrir sede cuando alcanza diez agentes en una provincia

decoration

Esas condiciones han sido tan convincentes que el número de agentes inmobiliarios ha pasado «de doce» iniciales a «unos cincuenta», detalla el empresario grancanario. «No solo por eso», también por los servicios añadidos a los que pueden optar. Por ejemplo, implementar cuantas acciones de marketing estimen oportunas, incluida hasta la creación de una marca propia. Y esta es otra vía de ingresos que nutre la facturación de Ziegel.

De momento ha sido Madrid, pero la compañía comenzará a trabajar en breve en otras provincias, porque bastará para ello que haya alguien dispuesto a sumarse. La tecnología facilitará el resto. «Cuando haya diez agentes en una provincia, abriremos sede», señala Aythami Rivero sobre el futuro.

Compartir el artículo

stats