La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Banca

El presidente de Abanca: "Nos dijeron que venía un otoño negro, catastrófico, y estamos en una plena primavera"

Juan Carlos Escotet reconoce que la economía “está mejorando mejor de lo previsto”, pero hay que controlar la inflación y la deuda pública y retomar las reglas presupuestarias

Juan Carlos Escotet, durante su conferencia de ayer en Afundación. CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

El presidente de AbancaJuan Carlos Escotet, ofreció ayer una conferencia en el marco del Foro UIE de Sociedad y Economía, en la sede de Afundación en A Coruña, en la que realizó una radiografía de la situación económica de los últimos meses y de los retos futuros. Para empezar, reconoció que “la economía está mejorando mejor de lo previsto”. “Soy de naturaleza optimista, pero a la vez realista”, reveló después en el turno de preguntas.

“Nos dijeron que venía un otoño negro, catastrófico. Pasó el otoño y nos dijeron que llegaba un invierno mucho más severo, y la realidad es que estamos en una plena primavera con unos resultados diferentes a los que se esperaba”, apuntó para añadir a continuación, eso sí, que “el futuro no está exento de incertidumbres que es el sino de los nuevos tiempos”. Escotet recordó que desde el pasado 11 de noviembre las distintas previsiones de crecimiento de la economía española se han ido elevando: desde el 1% al actual 1,9%. “Y el Banco de España ya está apuntando a una subida superior al 2%”, reconoció.

Varias son las claves que expuso para que, al final, la crisis no se instalase en la economía. La primera a la que se refirió fue la energía. “Con planificación y algunas prisas se logró esquivar la crisis energética logrando el aprovisionamiento de energía”, explicó. También apuntó que el empleo “ha mostrado una destacada fortaleza”. Eso sí, esa fortaleza también tiene una parte negativa: la inflación. “Mientras mantengamos un nivel adquisitivo elevado, los precios tenderán a mantenerse elevados”, vaticinó. Otra de las claves que destacó para que la economía vaya “mejor de lo previsto” son las ventas en el exterior. “Las exportaciones impulsan el PIB. Han tenido un gran comportamiento y en el caso de Galicia, mucho más”, reconoció.

Otros factores que han ayudado, según el presidente de Abanca, han sido el ahorro acumulado y el menor endeudamiento de las familias que han amortiguado el impacto de la inflación y la subida de tipos. “Nada que ver con la crisis de 2011”, aseveró. Eso sí, en el primer trimestre de este año se ha producido un cambio de tendencia y ha caído el ahorro. Casi la mitad, apuntó, se debió a la amortización de hipotecas, algo que tampoco es malo, reveló, ya que se reduce el nivel de deuda que tienen las familias.

Una vez hecha la radiografía de por qué la situación económica no ha sido tan mala, pasó al campo de los retos que quedan por encarar. El primero, y el más importante, es la inflación subyacente que “no termina de corregirse”. “La persistencia inflacionaria, sobre todo la subyacente, va a ser más prolongada de lo que el Banco Central Europeo (BCE) admite”, alertó. Y a esta situación de alta inflación se ha llegado, según Escotet, porque “se ha subestimado” su impacto por parte del BCE. En este punto criticó la demora en la aplicación de la política monetaria (subida de tipos de interés), que debería haber ido acompañada de una política fiscal moderada (corrección de la deuda y vuelta a las reglas presupuestarias en Europa). Sobre el efecto del alza de los tipos para corregir la inflación, recordó que “toda decisión de política monetaria no tiene efecto rápido, sino a diez o doce meses”. Y sobre las reglas presupuestarias recomendó que la deuda pública no superase el 60% del PIB —en estos momentos la de España llega hasta el 115%— y que el déficit se estabilizase sobre el 3% —ahora está por encima del 4%—.

Por último, destacó la fortaleza del sistema financiero español, ya que cuenta con una posición mucho más sólida que en la crisis anterior, mejor solvencia, mejor liquidez y mejor calidad del crédito. También tuvo palabras para las antiguas cajas gallegas: “Fueron exitosas cuando mantuvieron el negocio en Galicia. Cuando salieron a conquistar nuevos mercados sin el conocimiento ni la gente cometieron errores que le llegaron a suponer, en el caso de Novacaixagalicia, nada más y nada menos que 9.000 millones de euros al Estado”.

Nace Abanca Energy en apoyo de la transición energética

Abanca ha creado la unidad Abanca Energy con el objetivo de impulsar el desarrollo de proyectos energéticos por parte de empresas y familias, según informa, “promoviendo el proceso de paulatino abandono de las energías basadas en los combustibles fósiles y su relevo por nuevas fuentes sostenibles”. Además, explica que, a través de Abanca Energy, el banco atenderá las necesidades de los clientes que quieran desarrollar proyectos relacionados con las actividades de generación, distribución, comercialización y consumo de energía, tanto en España como en el exterior. “Con la creación de Abanca Energy avanzamos en nuestro modelo de banca responsable, sostenible, transparente e innovadora, aseguramos la creación de valor y contribuimos al desarrollo social y a la protección ambiental en el territorio”, explicó Francisco Botas, consejero delegado de la entidad.

Compartir el artículo

stats