Turismo | El fiable motor de la economía canaria

2024 será otro año récord en Canarias ‘gracias’ a los turistas derivados de Egipto

La primera ‘industria’ regional factura por primera vez en 2023 más de 20.000 millones

Las ventas de los hoteles están un 23,6% por encima de cifras precovid

Turistas pasean por la orilla del mar el pasado mes de diciembre.

Turistas pasean por la orilla del mar el pasado mes de diciembre. / Andrés Cruz

2023 fue año de récords para la industria turística canaria. Y 2024 también lo será. De récord en récord. Las empresas del sector facturaron más que nunca el pasado ejercicio. Y en el actual volverán a hacerlo. Las firmas del ramo prevén ingresar en 2024 un 8,2% más que en 2023, un logro al que por desgracia contribuirán la guerra en la Franja de Gaza y la consecuente inestabilidad en Oriente Próximo. No en vano, el Archipiélago será el destino alternativo donde pasar las vacaciones para buena parte de los turistas que en condiciones normales habría optado por algún país del Próximo Oriente, sobre todo Egipto. La primera industria regional tendrá así la oportunidad de fidelizar a esos clientes prestados para convertirlos en visitantes habituales en los próximos años.

Exceltur, la Alianza para la Excelencia Turística –la asociación que aglutina a 32 de los grandes nombres de la cadena de valor del turismo en España, incluidas las firmas canarias Binter y Loro Parque–, publicó este miércoles su informe de Valoración turística empresarial de 2023 y perspectivas para 2024. En lo relativo al último ejercicio, el análisis de Exceltur corrobora la bonanza que vive el motor de la economía canaria.

El subsector del alojamiento –hoteles, apartamentos, casas rurales, cámpines– facturó el año pasado un 23,2% más que en 2019, es decir, que en el último ejercicio antes de la doble crisis de la covid y la inflación. Es verdad que parte de ese extraordinario incremento obedece precisamente a la inflación, pero no es menos cierto que el Índice de Precios de Consumo (IPC) creció en las Islas entre enero de 2020 y el pasado diciembre un 16,7%, con lo que la facturación de los establecimientos aumentó 6,5 puntos más que el IPC. Hay que tener en cuenta, eso sí, que muchas empresas de alojamiento aún cargan a cuestas con las pérdidas que les causó la parálisis del turismo en la fase más dura de la pandemia de coronavirus. Sea como sea, esto no resta ni un ápice al hecho de que 2023 ha sido un ejercicio histórico.

Los hoteles de Tenerife y Gran Canaria se sitúan a la vanguardia del país en rentabilidad

En términos de rentabilidad –medida a través del RevPar, esto es, los ingresos medios de los hoteles por cada habitación disponible u ofertada–, resulta que los establecimientos de Tenerife, con 107,6 euros por habitación, un 25,6% más que en 2019, y de Gran Canaria –105,4 euros, un 23,9% más– se sitúan a la vanguardia del país, solo por detrás de los hoteles de Ibiza-Formentera, de la costa de Barcelona, de Menorca y de Guipúzcoa, donde el RevPar oscila entre los 145 y los 114 euros. No obstante, hay que precisar que, en el Archipiélago, el mayor salto en términos de rentabilidad lo dan los alojamientos de Lanzarote, donde los ingresos medios por habitación disponible –105,3 euros– suben un 34,3% respecto de 2019. En Fuerteventura crecen un 25%, hasta 83,6 euros, y en La Gomera, un 16,8%, hasta 73,8 euros por habitación.

Aunque hay que esperar hasta el 2 de febrero, cuando se publicará la Encuesta de gasto turístico (Egatur), para conocer las cifras exactas de la facturación del sector en 2023, el informe de Exceltur ya permite adelantar que el gasto de los visitantes extranjeros superó el pasado año, y por primera vez en la historia, los 20.000 millones de euros. Basta con tener en cuenta que esta suma llegó a los 17.453 millones en 2022 y que entre enero y noviembre de 2023, es decir, a falta de contabilizar diciembre, ya iba por los 18.232 millones de euros. Un montante que, además, no incluye el gasto de los turistas españoles.

Los empresarios isleños esperan ingresar este año un 8,2% más que en el extraordinario 2023

Ya en cuanto a 2024, el análisis de Exceltur expone que la guerra en Oriente Próximo va a condicionar sobremanera a la industria turística de los países de esa zona a lo largo del año, «especialmente a Egipto», lo que «beneficiará a la temporada alta en Canarias a partir de la primavera».

De hecho, ese previsible comportamiento de la demanda extranjera en 2024 ya fue una realidad en los últimos meses del año pasado, cuando se produjo una «aceleración» en los ritmos de crecimiento de los principales indicadores de demanda –billetes de avión, reservas de hotel...– «gracias al tirón de los viajes a Canarias, beneficiada por los efectos sobre Egipto de la guerra en Israel». Es, en definitiva, la consecuencia directa de la percepción de inseguridad de los potenciales turistas, que optan así por venirse al Archipiélago. Un fenómeno que ya sucedió entre 2010 y 2012 a raíz de las protestas de la Primavera Árabe, que también desembocaron en la deriva de turistas hacia Canarias.

Suscríbete para seguir leyendo