El boom del turismo dispara el empleo también en la temporada de verano

Agencias de colocación prevén que las contrataciones de estos meses serán un 9,4% superiores a las de 2023 y que se crearán más de 33.000 puestos de trabajo

Dos turistas en un hotel.

Dos turistas en un hotel. / Carsten W. Lauritsen

La buena marcha del turismo hace prever que 2024 sea un año de récord tanto en la llegada de visitantes como en los niveles de facturación. Un tirón que también se deja sentir en las previsiones de creación de empleo de cara al verano, una temporada que tradicionalmente no ha sido la más potente para el destino. Sin embargo, el boom turístico se notará también este año en los meses estivales y se estima que las contrataciones serán un 9,4% superiores a las que se realizaron el año pasado. 

Las agencias de colocación prevén que en el Archipiélago se creen en los próximos meses algo más de 33.000 empleos al calor de la actividad turística. Una cifra que supone casi 3.000 más que en la campaña veraniega del año pasado. «Es lógico que con la temporada turística que esperamos habrá un verano y, si lo hay, tendrá que reflejarse en el empleo», valora Pedro Ortega, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE). 

Sin embargo, el Archipiélago no es, ni de lejos la región española que más puestos de trabajo va a crear durante el verano, teniendo en cuenta que no es uno de los destinos líderes durante esta época del año. La agencia de recursos humanos Randstad estima que las contrataciones en toda España se incrementen un 12,4% y se creen casi 600.000 empleos. Siendo la Comunidad Valenciana, Cantabria y las Islas Baleares las comunidades que experimentarán un mayor aumento respecto a las cifras de 2023. Aunque el mayor volumen de contrataciones se realizará en Andalucía y Cataluña. Los transportes, la logística, los hoteles, el comercio y la restauración son los sectores que aglutinarán la inmensa mayoría de las vacantes. 

Pero lejos de lo que ocurría tiempo atrás, las Islas pueden presumir de sacar cada vez más músculo en la temporada alta del resto del país. «Tradicionalmente, no hemos sido un destino puntero en el turismo de verano», reconoce Pedro Alfonso, presidente de CEOE-Tenerife, pero apunta que «desde hace algunos años esa situación ha cambiado y tenemos una situación competitiva a lo largo de todo el año». 

Por eso, pronostica que ese auge turístico que se espera para los próximos meses empujará a su vez de las contrataciones y no solo en las actividades tradicionalmente vinculadas al turismo. «Si esos visitantes siguen consumiendo fuera de los hoteles, veremos como se puede generar contrataciones en la restauración y el comercio, y por extensión, en la industria y la agricultura para atender esos picos de demanda», explica. 

De esta manera, Canarias espera continuar en la senda que lleva experimentando también en los últimos meses. Ejemplo de ello fue el mes de mayo, el Archipiélago ganó un 5,7% de afiliados al turismo, hasta sumar un total de 167.823 y se constituyó como la comunidad con mayor incremento, junto con Andalucía. 

Que el empujón del turismo puede hacer aumentar las contrataciones no lo dudan las patronales canarias, pero temen que haya muchísima dificultad para poder cubrir todas las vacantes que se generen en el sector. Desde la reactivación de la actividad tras la pandemia, los empresarios llevan advirtiendo de la extrema complicación para encontrar ciertos perfiles. Comenzó siendo una falta de camareros y personal de cocina en bares, restaurantes, cafeterías y hoteles. De hecho, ya no es extraño encontrar en multitud de locales del Archipiélago carteles en los que se informa de que se busca personal. «La problemática a la que nos enfrentamos es que cada vez hay menos gente dispuesta para acceder a estos puestos de trabajo coyunturales para completar rentas o para comenzar una actividad profesional», valora Alfonso.

Pero lo que comenzó siendo un problema localizado, las patronales aseguran que se ha extendido también a otros sectores. «La falta de personal sigue siendo un tema que está sobre la mesa, necesitamos personal cualificado, pero ya incluso nos cuesta mucho encontrar perfiles para los que no hace falta cualificación», sentencia el presidente de la CCE. 

Suscríbete para seguir leyendo