Turismo

El convenio de hostelería de Las Palmas es un 20% superior al de Santa Cruz

Los trabajadores de los hoteles de la provincia oriental cobran una media de 100 euros más al mes

La subida del 9% que plantea Ashotel solo acercaría el salario

Una camarera de piso realiza sus tareas en un hotel de la localdiad de Vecindario.

Una camarera de piso realiza sus tareas en un hotel de la localdiad de Vecindario. / SANTI BLANCO

Los trabajadores del sector hotelero de la provincia de Las Palmas cobran por término medio de un 15% a un 20% más que los empleados de los establecimientos de las islas de Santa Cruz de Tenerife, según se refleja en los actuales convenios colectivos firmados por las patronales y los sindicatos de ambas provincias.

Al analizar los salarios de los trabajadores con una determinada función y en un hotel de igual categoría, los dos ejes que se utilizan para hacer comparaciones en los distintos convenios colectivos, un trabajador de las tres islas de la provincia de Las Palmas cobra casi un 20% más. En el caso de las camareras de piso, por ejemplo, eso supone unos 100 euros adicionales al mes respecto al sueldo que se paga en las cuatro islas de Santa Cruz.

Esas diferencias en los convenios del sector hotelero de ambas provincias se arrastran desde hace años, según explican las fuentes consultados, y se deben a distintas circunstancias y dinámicas negociadoras en el pasado. Por parte de la patronal, los convenios del sector los han firmado la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel). Por parte de los trabajadores, en la provincia oriental son mayoritarias las centrales sindicales CCOO y UGT, mientras que en Santa Cruz es preponderante la organización Sindicalistas de Base.

En una comparación de tablas salariales de un empleado medio en un hotel con el mismo número de estrellas, los 1.200 euros mensuales en Santa Cruz suben a algo más de 1.300 en Las Palmas. Además de la diferencia en esas tablas por categorías de personal y establecimientos, en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura se puede incrementar sustancialmente, en el cómputo anual, con la bolsa de vacaciones, cuyo importe es la práctica el equivalente a una paga mensual. En las islas de Tenerife, por contra si el trabajador disfrutase sus vacaciones y fiestas no recuperables, no llegaría en ese caso a los 400 euros.

La patronal FEHT de Las Palmas ha eludido valorar la reciente oferta de Ashotel, que propone duplicar la subida salarial que se está negociando, desde un 4,5% hasta el 9% anual, a cambio de que los sindicatos retiren una demanda millonaria sobre la antigüedad. Y también, según afirmó su presidente Jorge Marichal, para escuchar a los ciudadanos que se movilizaron el pasado 20 de abril para exigir un mejor reparto de la riqueza que genera el turismo en el Archipiélago.

Pese al silencio de la FEHT, los hoteleros consultados expresaron en privado su sorpresa por la propuesta de sus homólogos tinerfeños, y más si la justificación es un problema interno de esa organización tras una demanda sindical que pueden perder en los tribunales y que supondría un gran desembolso para los empresarios de esa provincia.

Entienden esos hoteleros que plantear desde Tenerife una subida salarial del 9% deja en mal lugar al resto de las empresas del sector del Archipiélago, que pretenden que el incremento se limite al 4,5% propuesto inicialmente porque en anteriores negociaciones ya han subido los salarios.

Convenio colectivo

En cualquier caso, según resaltó uno de los empresarios consultados, con el 9% que plantea Ashotel solo se acercarían los salarios que se pagan a los empleados del sector hotelero de ambas provincias por similar trabajo, pero aún seguirían cobrando más los de Las Palmas, pues su convenio colectivo ya es un 20% más caro.

Tampoco ha sentado bien en el sector hotelero que se proponga multiplicar por dos esa subida salarial con el argumento de las manifestaciones del 20 de abril, pues también se han producido protestas contra el turismo en las Islas Baleares o en Málaga y eso obligaría a los empresarios de esos lugares a negociar incrementos superiores a los previstos.

Según han informado los sindicatos CCOO y UGT, sobre todo el sector de la hostelería de la provincia de Santa Cruz pesa desde hace más de un año una denuncia al convenio colectivo por la supuesta discriminación a una parte de sus trabajadores desde el año 1995. El juicio de ese conflicto laboral está fijado para este próximo martes 9 de julio y los sindicatos ya han anunciado que no van a retirar la demanda.

Suscríbete para seguir leyendo