Competencia investiga a Endesa por supuesto ventajismo

La energética niega favorecer a empresas de su grupo desde su posición dominante

Central de Endesa en el enclave tinerfeño de Las Caletillas.

Central de Endesa en el enclave tinerfeño de Las Caletillas. / MARÍA PISACA

Julio Gutiérrez

Julio Gutiérrez

Ha pasado más de un año desde que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) recibió varias denuncias contra E-distribución Redes Digitales –división de Endesa que se encarga de llevar la electricidad desde las subestaciones hasta los domicilios– por dar preferencia a las incidencias que afectan a los clientes de su propio grupo. Ayer, el órgano que vela por los intereses de los consumidores confirmó que la investigación sigue adelante y en un plazo de dos años como máximo habrá una resolución.

Desde la empresa investigada, única operadora en el proceso de generación convencional –combustión de hidrocarburos– en las Islas, aseguraron tras conocer la noticia que han actuado «cumpliendo la legislación y respetando escrupulosamente el principio de neutralidad». Este último es uno de los preceptos incluidos en el marco regulatorio para garantizar que no hay trato de favor para ninguna empresa.

La CNMC tiene a partir de ahora un máximo de dos años para concluir la investigación

La liberalización del mercado eléctrico en España arrancó en 1997. Grosso modo supuso abrir la puerta a que cualquier energética pudiera ofrecer sus servicios en todo el país. Sin embargo, las infraestructuras para llevar la luz hasta hogares y empresas está en manos de solo cinco empresas: UFD Distribución –Naturgy–, E-Redes –Energías de Portugal, EDP–; I-DE, Redes Inteligentes –Iberdrola–, Viesgo Distribución y la ya mencionada E-Distribución de Endesa.

No todas ellas cuentan con redes de distribución en todo el Estado, por lo que prestan el servicio a otras compañías que carecen de medios para ello. En esta labor la neutralidad es ley, no cabe dar mejores prestaciones a las empresas del propio grupo. Lo contrario se traduce en denuncias como la llegada hasta la CNMC.

Colaboración

«La apertura del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación», aclararon ayer fuentes de Endesa. La compañía que dirige José Bogas asegura haber «colaborado» desde el primer momento «aportando toda la información requerida». Además, fuentes del operador de referencia en las Islas anunciaron que mantendrán esta línea durante el tiempo que dure el proceso.

«La investigación se centra en el presunto trato discriminatorio y preferente que el Grupo Endesa habría dado a la resolución de solicitudes, reclamaciones e incidencias de sus propias filiales, en detrimento de terceras empresas competidoras», señala la nota hecha pública por la CNMC. Entre los trámites que se analizan se incluyen la comercialización de energía eléctrica, la instalación de contadores, la prestación de servicios energéticos y la instalación y operación del autoconsumo. 

"La apertura del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación"

Comunicado de Endesa

Los casos que se fiscalizan tuvieron lugar en, además de Canarias, Andalucía, Aragón, parte de Castilla y León, Cataluña, Galicia, Baleares, Ceuta y la provincia de Badajoz. Y la investigación se extiende también a Endesa Operaciones y Servicios Comerciales además de las matrices Endesa SA y Endesa Energía SAU. 

En los meses de abril y junio del año pasado, la Dirección de Competencia de la CNMC visitó las sedes de varias empresas energéticas –entre ellas dos de Endesa– para determinar la existencia de «prácticas anticompetitivas». De aquella labor se desprende ahora la apertura del expediente comunicado ayer por el órgano que garantiza de la competencia.

Suscríbete para seguir leyendo