Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Iván Navas, cofundador de Doofinder

Así es el Google de los ecommerce

Tras diez años la startup ahora está presente en 54 países, tiene 80 empleados y ha facturado 10 millones de euros

TRESCOM

Existe tal cantidad de información en la red que sin buscadores sería imposible encontrar lo que nos interesa. Esto es algo que se puede extrapolar al mundo del ecommerce a la hora de encontrar el producto deseado y más en el último año, que se han incrementado las compras online en un 27% con la aparición de 15 millones de nuevos compradores en la red debido a la pandemia, según DPDgroup.

Mejorar esta experiencia de usuario en los espacios de venta virtuales a través de los buscadores es uno de los principales objetivos de Doofinder. “Es un mini Google dentro de una tienda online. Queremos que cuando un usuario busque un producto, lo encuentre”, explica en una entrevista Iván Navas que tras trabajar varios años en áreas comerciales de distintas multinacionales puso en marcha esta empresa en 2011 junto a Enrique Martínez. 

Por aquel entonces, la solución consistía en reducir el número de llamadas de los usuarios a atención al cliente, por lo que comenzaron a desarrollar una aplicación parecida a una web de ayuda. “Con el tiempo nos dimos cuenta de que la funcionalidad más destacada en la herramienta era el buscador y que el ecommerce era el sector que más rentabilidad podía sacar a esto. Todos hemos buscado alguna vez un producto en una tienda online y no lo hemos encontrado”. A partir de ese momento reenfocaron el producto “única y exclusivamente” al buscador, se centraron en un mercado muy concreto: las tiendas online y se convirtieron en lo que son ahora, una startup presente en 54 países, con 80 empleados y una facturación de 10 millones de euros.

El “mini Google” del ecommerce

En concreto, consiste en un buscador interno para tiendas online que ayuda a multiplicar las ventas en un 20% al favorecer que los usuarios tengan buenos resultados en sus búsquedas de productos. Además de realizar búsquedas rápidas y precisas, la Inteligencia Artificial permite “afinar” la búsqueda teniendo en cuenta sinónimos y errores ortográficos en más de 30 idiomas, así como aprender del comportamiento de los usuarios para ofrecerle resultados personalizados

 “Siempre hemos dicho que queremos llevar la experiencia offline al mundo online. Por ejemplo, cuando una persona busca un producto y lo escribe mal que el buscador te de resultados óptimos. Además, la tienda puede decidir qué productos salen en las primeras posiciones, bien porque tenga stock o porque es consciente de que hace poco que ha salido al mercado. En este sentido es algo similar a lo que haría un dependiente en una tienda con un cliente que pregunta por algo”, narra.

Además, esta solución se adapta a cada imagen y diseño web y es compatible con cualquier plataforma o ecommerce, sin necesidad de conocimientos de código ni programación para su instalación. Este era otro de los objetivos de los fundadores, democratizar el acceso a la tecnología, sin importar el tamaño de la empresa. Es por ello que tan sólo un 10% de los 5.500 clientes con los que trabajan son grandes marcas como HP, Decathlon, New Balance, Volkswagen o Primor; por lo que la pyme es su principal cliente.

La pandemia ha sido una de las responsables de que las pequeñas empresas comiencen a dar importancia a sus tiendas online o incluso, las pongan en marcha. Así lo demuestra el crecimiento que tuvo esta startup durante los 15 días posteriores al comienzo del confinamiento. 

Con un crecimiento constante a lo largo de estos diez años, Navas prevé que siga, por lo que ahora se han centrado en el equipo humano, es decir, en hacer sólido el proyecto para que pueda soportar un número de trabajadores mayor.

Por otro lado, mejorar la herramienta también está dentro de sus planes, por lo que están trabajando en la incorporación de mejoras relacionadas con la Inteligencia Artificial, machine learning, búsqueda por voz o por imagen para adaptarla a las necesidades del cliente en lo relacionado con las nuevas tecnologías. “Cuando hice aquel primer plan de negocio jamás imaginé que llegaríamos a esta facturación ni que gestionaríamos una empresa con 80 empleados”, concluye Navas.

Compartir el artículo

stats