Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oferta de compra de IFM

La opa a Naturgy 'se la juega' en el minorista

El 8 de octubre termina el plazo de aceptación de la oferta de compra lanzada por IFM

Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

El viernes 8 octubre está marcado en el calendario del pequeño accionista de Naturgy. Ese día concluye -en principio- el plazo de aceptación de la oferta pública de adquisición (opa) lanzada por IFM, fondo de pensiones australiano especializado en infraestructuras. ‘En principio’, porque, aunque es la fecha planteada por este núcleo de inversores, existe la posibilidad de prorrogar la operación hasta el máximo de 70 días naturales que contempla la ley, de forma que el plazo podría extenderse hasta las Navidades.

Dirigida a todos los accionistas, la opa busca alcanzar el 22,69% del capital social de la energética pagando 22,07 euros por acción en efectivo. Aunque podría salir adelante con el mínimo del 17% ‘autofijado’ por el fondo. Tras los últimos acontecimientos, este objetivo sitúa el foco en qué van a hacer los minoristas, que se plantan ante dos caminos: acudir a la opa o no hacerlo. ¿Los alicientes para decantarse por una opción o por otra? Con la acción cambiándose a cierre del viernes a 21,55 euros, son más por defecto que por exceso. "A los precios actuales, muy similares a los ofrecidos por IFM, no habría prácticamente diferencia", señala Diego Morín, analista de mercados en IG España. 

La semana pasada, el Gobierno aprobó un real decreto para reducir la factura de la electricidad con medidas que contemplan, por ejemplo, el recorte de 2.600 millones en los "beneficios extraordinarios sobrevenidos" de nucleares, hidroeléctricas y renovables. La reacción se dejó sentir en bolsa en los días posteriores, aunque con distinta intensidad: si los títulos de Naturgy se han dejado alrededor del 2%, otras empresas del sector se han anotado caídas de más del 10%. "Se ha castigado muchísimo a Iberdrola y Endesa, mientras que Naturgy ha estado prácticamente plana. Esto está totalmente condicionado por la oferta", señala el analista financiero de Renta 4 Ángel Pérez, quien advierte de "un escenario de incertidumbre" que antes no existía y que puede tener un gran impacto. "A corto plazo hay que tener cierta cautela", añade.

Tres días después del anuncio del Ejecutivo, el 17 de septiembre, llegó la respuesta del consejo de administración de Naturgy a la oferta. El órgano de gobierno de la empresa presidida por Francisco Reynés comunicó su decisión de no acudir, aunque al mismo tiempo la calificó de "razonable" teniendo en cuenta "un punto de vista exclusivamente financiero y en las circunstancias actuales". En el ‘no’ a IFM se han ubicado el fondo inversor CVC y la familia March, que ostentan de forma conjunta el 20,7% del capital de la eléctrica, y GIP, que controla el 20,6%. A su vez, Criteria -principal accionista- manifestó en mayo su rechazo y ha venido elevando su posición hasta esta misma semana, cuando ha elevado su participación hasta el 26,115%. Otro 4,1% está en manos de la empresa estatal argelina Sonatrach, que también se ha alineado con los intereses de la española.

Margen de maniobra

En este contexto, el margen de maniobra del fondo australiano se limita al entorno del 28% de acciones de Naturgy que cotizan libremente en el mercado. Para animar a los minoristas, IFM podría ofrecer más de esos 22,07 euros, aunque los expertos lo consideran difícil. "Vemos una posibilidad baja de que se mejore el precio de la oferta, y más después de lo que ha pasado con el Gobierno", apunta la analista de Bankinter Aránzazu Bueno.

Coincide Ángel Pérez, que ahonda en el motivo: "¿Por qué pensamos que no va a subir la oferta? Porque creemos que no va a haber ninguna contraopa, y menos tras las medidas aprobadas, que restan atractivo al valor". 

Entonces, ¿qué pasa si no se ejecuta la opa? Los tres analistas anticipan caídas para los títulos de Naturgy, aunque difieren en los niveles hasta los que podría bajar. En el caso de IG, Diego Morín cree que la acción "podría derrumbarse, llegando incluso al 20% de su valor actual", lo que lo llevaría por debajo de los 18 euros en los que se movía antes de que IFM anunciase su oferta, el 26 de enero de 2021.

También Ángel Pérez considera que la acción podría anotarse un retroceso "importante" y ceder ese precio, porque «esos 18 euros no recogían las medidas nuevas". Pensando en el corto plazo, la recomendación de Renta 4 es "vender a mercado, por este riesgo de que no salga adelante". A su vez, Aránzazu Bueno no ve probable que "caiga tanto porque el entorno de las materias primas ha mejorado". Aunque la analista de Bankinter avisa de que hay que tener en cuenta que, ante la opción de mantener y no acudir a la opa, "te vas a quedar con una iliquidez importante y el potencial tampoco es muy alto".

Hay otro factor sobre el que los analistas llaman a prestar atención: la retribución al accionista. "Hay mucha gente que está en Naturgy por los dividendos", afirman desde Renta 4, y ahora también "tienes el riesgo de ese atractivo vaya a menos". En su plan estratégico hasta 2025, Naturgy recortó el dividendo para 2021 hasta 1,20 euros, desde los 1,51 euros previstos. Y está por ver qué intenciones tiene IFM con el reparto de beneficios.

Compartir el artículo

stats