Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Productos financieros

Adiós al libor en las hipotecas multidivisa: ¿y ahora qué?

El índice de referencia para estos préstamos a la compra de vivienda, altamente litigados, ha dejado de publicarse

ACTIVOS

No hay descanso para los afectados por las hipotecas multidivisa. Aquellos que hace años contrataron un préstamo para la compra de una vivienda en monedas diferentes al euro pensando que iban a ahorrar dinero, se han visto engullidos por una deuda creciente provocada por la devaluación del euro. Según estimaciones de Asufin, asociación de consumidores de productos financieros, en España existen 70.000 préstamos multidivisa: el 52% indexado en francos suizos, otro 46% en yenes y el 2% restante en libras y dólares. 

Como recuerdan desde Asufin, "hay demandas en curso de clientes afectados de todos los bancos" que comercializaron estos productos, alegando falta de transparencia, información insuficiente… En 2017, el Tribunal Supremo declaró la nulidad de una de las cláusulas multidivisa y obligó a la entidad que había emitido el préstamo (Barclays Bank) a recalcularlo como si se hubiera concedido y amortizado en euros y referenciado al euribor. Desde entonces "se están ganando todas las sentencias", afirma Loleta Linares, CEO de Gavín y Linares y letrada colaboradora de Asufin, pero aún hay numerosos procesos abiertos a los que ahora se les suma otro frente: la desaparición del libor. Este índice actúa como referencia para las multidivisa y sobre todo, en las de tipo de interés variable. El 31 de diciembre de 2021 el libor dejó de publicarse en todas sus divisas (euro, franco suizo, libra esterlina y yen) y plazos, con la excepción del libor en dólares, que se publicará hasta junio de 2023.

¿La consecuencia? Según informa el Banco de España en su web, "estas hipotecas perderán la referencia para calcular en las revisiones periódicas el tipo de interés a aplicar y, por tanto, no podrán determinarse las cuotas".

En algunos casos la situación se anticipa en las escrituras, ya que se establece un índice sustitutivo, pero no es así en todas las hipotecas firmadas. Y bancos y clientes han ido poniéndose al día. Fuentes de Arriaga Asociados reconocen que han aumentado las consultas de multidivisa y aseguran que, "en general, las entidades han comunicado de manera muy tardía posibles alternativas o soluciones". En este punto coincide Miquel Riera, responsable de hipotecas de HelpMyCash: "Nos consta que las entidades tardaron en reaccionar". 

Una de las que sí actuó con antelación fue CaixaBank. El banco catalán notificó que el cambio se haría con un nuevo contrato, lo que podría cerrar las puertas a una reclamación futura, y que incluía una cláusula de vencimiento anticipado. "En un primer momento trató de atemorizar a sus clientes con este riesgo, pero días antes del 31 de diciembre reculó y encontró la manera de calcular los intereses con el último tipo aplicado", comentan desde Arriaga.

Otras entidades, como KutxaBank, contemplan como índice sustitutivo el IRPH, declarado abusivo en muchos tribunales. "Lo estamos peleando muchísimo, pero es oficial porque lo publica el Banco de España", lamenta Linares.

Bankinter, que suscribió aproximadamente el 50% de estas hipotecas, y Banco Santander han optado por acogerse a lo que establezcan las autoridades europeas. Y por ahora, lo que ha hecho la Comisión Europea es dictar un reglamento con el índice SARON (Swiss Average Rate Overnight), el tipo medio suizo, como sustitutivo normativo para los préstamos referenciados en francos suizos. Para los referenciados en yenes aún no se ha pronunciado, aunque se ha decidido que se seguirá publicando un libor sintético, con una fórmula de cálculo diferente, de forma provisional hasta diciembre de 2022. 

Atención a febrero

Si una hipoteca multidivisa prevé un índice o tipo alternativo específico, desde Arriaga Asociados afirman que "lo lógico" será que el banco lo utilice y "no haya problema alguno". "El problema vendrá si, faltando el sustitutivo del libor en la escritura, el banco y el cliente no han llegado a un acuerdo o solución", advierten.

El afectado que se encuentre en esta tesitura deberá estar "muy atento" a la cuota que le pasen en febrero, "porque es cuando van a aplicar el nuevo índice o lo que se haya pactado", recomienda Linares, que define estas hipotecas como "el producto financiero más abusivo y más tóxico que hemos conocido en los 20 años que llevamos con el despacho". En enero todavía se abonó con el libor de diciembre como referencia, por lo que será en febrero cuando se podrá saber qué camino toma la entidad. Asufin también recomienda no firmar ninguna novación que se haya podido proponer: "No hay necesidad de aceptar esos contratos porque complican el pleito de la multidivisa", defiende Patricia Suárez, presidenta de la asociación.

Y en el caso de estar todavía pendiente de cerrar negociación, el responsable de hipotecas de HelpMyCash considera que sobre el papel la opción más adecuada sería sustituir el libor por el euribor, que cotiza por debajo del 0% (-0,502% en diciembre de 2021). "Que se aplique un tipo fijo equivalente al último interés aplicado también sería una buena solución si es bajo; del 1,50% o inferior", añade Riera. 

Compartir el artículo

stats