El Partido Popular barrió de tal manera en la capital grancanaria que sólo se le resistieron nueve mesas situadas en La Isleta, Guanarteme, La Feria, Jinámar, Schamann y Escaleritas. Estas mesas fueron las únicas, cinco de ellas en La Isleta, en las que salieron victoriosos los socialistas.

Como ocurrió en las pasa- das elecciones municipales, el vuelco del voto en Las Palmas de Gran Canaria ha sido total, pues la ciudad ha cambiado de un plumazo la amplia mayo- ría socialista, que logró Juan Fernando López Aguilar en las Generales de 2008, por otra más aplastante de signo popular. Y es que los populares vencieron claramente en los cin- co distritos de la capital. El apoyo más amplio lo tuvieron en los distritos de Vegueta-Cono Sur-Tafira, con un 51 % de los votos; en el Centro, con un 53 %; y Tamaraceite- San Lorenzo-Tenoya, con un 51 %. Los únicos distritos don-de no superaron el 50 % fueron los de Ciudad Alta, donde alcanzaron un 46 %, y La Isleta-Puerto-Guanarteme, con igual porcentaje. Fue en estos últimos distritos donde el Parti- do Socialista Canario-PSOE obtuvo los mayores apoyos con un 29 % de votos en ambos. Los socialistas no consiguieron retener los votos ni siquiera en sus feudos históricos como La Isleta, Schamann o Tamaraceite, pese a que el candidato al Congreso, Sebastián Franquis, es concejal de este municipio. Tamaraceite y la zona Centro fueron los distritos con peores resultados para el PSOE con un 26 % de votos.

En concreto, el PP consiguió 90.946 votos en el municipio (51 %), frente a los 51.144 (29 %) que obtuvo el PSOE. Ha sido el brutal desplome de los socialistas, con una pérdida de 41.365 votos, lo que ha propiciado la victoria del PP, que sólo se ha beneficiado de una pequeña parte de los votos fugados del PSOE. De hecho, la candidatura de José Manuel Soria sólo ganó 12.560 votos respecto a 2008.

Los votos socialistas se han marchado en su gran mayoría a Izquierda Unida-Los Verdes (8.829 votos), Unión, Progreso y Democracia (6.809 votos), Equo (2.468 votos) y la opción abstencionista, que volvió a crecer, situándose en el 38 %, uno de los porcentajes más altos de la comunidad. Los votos nulos y blancos (5.905) también crecieron y casi se doblaron. IU fue el partido que más creció, al ganar 6.541 votos, y CC y Nueva Canarias mantienen prácticamente los sufragios que ambos obtuvieron en 2008 por separado.