Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CIS patina en el Archipiélago

Los expertos detectan errores en el sondeo y recuerdan que en los comicios de 2007 y 2011 "no acertó ni una"

Tras los patinazos en los comicios autonómicos de 2007 y 2011, la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para el Parlamento de Canarias ha vuelto a levantar polémica entre los partidos políticos y recelos entre los expertos en sondeos electorales, que consideran que ese organismo público utiliza métodos erróneos para asignar los diputados de cada isla y, por tanto, está influenciando a los votantes indecisos. Esas equivocaciones, aseguran, siempre favorecen a los dos grandes partidos nacionales, el PP y el PSOE, y en menor medida a CC.

Los profesionales atribuyen los repetidos fallos del CIS en Canarias a un deficiente trabajo de campo, tanto en el número de personas encuestadas como en la forma de recoger sus opiniones, y a un peor cálculo de las estimaciones de voto en las circunscripciones insulares. En esta ocasión, esos errores perjudican a grupos como Nueva Canarias (NC) o al nuevo partido de Casimiro Curbelo en La Gomera, mientras que inflan las expectativas de Podemos, según coincidieron ayer los expertos consultados.

"El CIS ha hecho una muestra que no llega a las 1.800 personas y eso es absolutamente insuficiente para hacer las proyecciones de escaños isla a isla", declaró Gonzalo Rodríguez, presidente del Observatorio Canario de Estudios e Investigaciones (OCEI), quien explicó que los técnicos de ese organismo estatal "han realizado una proyección global de Canarias con datos y modelos inadecuados, por lo que las incoherencias del sondeo se observan a simple vista".

Rodríguez dijo que "es una vergüenza que una institución como el CIS no trate con más cuidado estas encuestas, pues sistemáticamente mete la pata hasta el fondo en las elecciones autonómicas". Eso se debe a que sus sociólogos están acostumbrados a sistemas bipartidistas y pueden acertar con los grandes partidos, pero no con los minoritarios. Como ejemplo, señaló que en esta encuesta a 1.733 ciudadanos solo entrevistaron a tres personas que en 2011 votaron a NC, cuando ese partido logró el 9,6% de los votos totales del Archipiélago.

"El CIS -sostuvo Rodríguez- también se ha quedado obsoleto en el procedimiento de la obtención de datos por un tópico entre los sociólogos antiguos, del siglo XX por no decir del siglo XIX, que dice que las encuestas personales son mejores que las telefónicas". Sin embargo, ese método induce a errores porque la gente que abre habitualmente las puertas de sus viviendas a los entrevistadores son jubilados, amas de casa o parados, lo que impide conocer las preferencias de una gran masa de población de clase media y media-alta que está trabajando a esas horas.

Respecto a los sistemas de estimación de voto que utiliza el CIS en Canarias, el presidente del Observatorio opinó que "son absolutamente inadecuados" para el sistema electoral canario, que necesita una muestra representativa de cada isla. "Con 100 entrevistas en Lanzarote, Fuerteventura o La Palma no se puede hacer una proyección correcta para ocho escaños, y menos si un 45% de los encuestados no manifiesta cuán será su voto", apuntó Rodríguez.

Si el partido de Román Rodríguez es el que perjudicado en esta ocasión, pues el CIS incluso le deja fuera del Parlamento, en el otro extremo de la cuerda estaría Podemos, al que el sondeo otorga 10 diputados. En esa apreciación coinciden Armando Peña, director de la empresa Ágora Integral, y Miguel Guerra García de Celis, profesor de Sociología y Técnicas de Investigación de la UNED, que desconocen de dónde salen esos 10 escaños.

Los tres expertos creen "improbable" que el partido de Pablo Iglesias alcance esa cifra en un sistema electoral tan complicado como el canario, pues equivaldría a obtener dos o tres parlamentarios en Gran Canaria y Tenerife y uno en las restantes islas, un resultado que no aparece en ninguno de los sondeos conocidos hasta la fecha.

"Desde las Elecciones Europeas se han publicado una docena de encuestas, tanto de empresas demoscópicas independientes como de partidos políticos, y la única que se sale de la tónica general es la del CIS", resaltó Guerra, quien precisó que todas las estimaciones de voto detectan una bajada del PP, una moderada reducción del PSOE y CC y una mejora de NC.

El profesor también criticó que el CIS no haya utilizado datos de las elecciones a los cabildos, pues siempre son bastante extrapolables al Parlamento. "El CIS no acierta en Canarias desde hace ya muchos años y está desacreditado", comentó. Guerra recordó que en las elecciones autonómicas de 2011 "no dio ni una", pues al PSOE le otorgó 10 puntos más los que sacó, con el PP se desvió en más 4 puntos y a NC le pronosticó el 5,1% de los votos y al final logró el 9,6%.

Armando Peña, que realiza sondeos autonómicos desde hace varias legislaturas, cree que falla tanto el trabajo de campo como el de cocina, como se denomina en el argot de los sociólogos a la asignación de escaños por otras variables añadidas. De este sondeo del CIS le sorprende que deje fuera a NC, cuando en otros trabajos aparece como fuerza emergente que incluso puede optar a ganar en el Cabildo de Gran Canaria, y que tampoco detecte a la Agrupación Socialista Gomera (AGI), que en las demás encuestas figura como primera fuerza en la isla colombina y, por tanto, lograría a uno o dos escaños.

Peña entiende que el CIS "ha sobrevalorado" los resultados de Podemos al trasladar los votos globales al reparto de escaños por islas. A su juicio, estos errores pueden influir en el resultado final de las elecciones, pues los indecisos "votan a caballo ganador".

Gonzalo Rodríguez incidió en el peligro de condicionar el voto y añadió que una institución pública como el CIS no debe cometer estos errores. "Viendo los errores garrafales de años anteriores es como si alguien opina en la barra del bar sobre cuánto va a sacar cada uno", ironizó.

Además de las predicciones electorales, el estudio incluye preguntas sobre el estado actual de Canarias y sobre la gestión del Gobierno regional en los últimos cuatro años. El 39,9% de los entrevistados calificó la situación general del Archipiélago de regular, el 32,% de mala, el 19,9% de muy mala, el 7,2% de buena, y el 0,4% de muy buena. El 38% consideró que Canarias está peor que hace cuatro años, el 33,7% cree que está igual, el 19,35% mejor, el 6,9% mucho peor y el 0,35% mucho mejor.

Preguntados por la gestión del Gobierno saliente de CC-PSOE, el el 42,5% la calificó de regular, el 29,6% de mala, el 14,9% de muy mala, el 7,3% de buena y el 0,45% de muy buena. Respecto a la labor de Paulino Rivero, el 38,3% la tachó de regular, el 26,4% de mala, el 16,6% de muy mala, el 10,2% de buena y el 0,4% de muy buena.

La encuesta del CIS para el resto de comunidades autónomas que celebran elecciones el 24 de mayo predice que el PP perdería las mayorías absolutas que tiene actualmente en Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Baleares, Murcia, Cantabria, Aragón, La Rioja y Melilla. Únicamente conservaría la mayoría absoluta en Castilla y León y en Ceuta.

Según el sondeo, el PSOE ganaría en Asturias y recuperaría el gobierno en Extremadura, donde ahora gobierna el PP con IU. Por último, UPN sería el más votado en Navarra, pero alejado de la mayoría. Las estimaciones para las Generales de otoño dan el 25,6% al PP, 24,3% al PSOE y 16,5% a Podemos.

Compartir el artículo

stats