Una residencia de mayores en Teror, sí o sí

Los candidatos a la Alcaldía coinciden en que en el próximo mandato la prioridad debe ser escuchar a los vecinos

De izquierda a derecha, María Isabel Guerra (Nueva Canarias), junto a Sergio Nuez (PP) y José Agustín Arencibia (PSOE).

De izquierda a derecha, María Isabel Guerra (Nueva Canarias), junto a Sergio Nuez (PP) y José Agustín Arencibia (PSOE). / JOSÉ CARLOS GUERRA

Tras cuatro años de alcaldía compartida, tanto el Partido Popular (PP) como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) vuelven a la carga para conseguir, cada uno de su lado, mayoría absoluta en estas elecciones del 28 de mayo. Por parte del PSOE la cabeza de cartel la ocupa José Agustín Arencibia y Sergio Nuez Ramos del lado del Partido Popular.

En el acuerdo de ‘time sharing’ suscrito por las dos formaciones, los dos últimos años de gobierno son lo que han correspondido a los populares, motivo por el que Sergio Nuez subraya que uno de los grandes objetivos a cumplir es la finalización de las dos grandes obras municipales en marcha: la residencia de mayores y la piscina. A ambas, tal y como aclara el actual alcalde «le faltan unos meses para darlas por terminadas».

Otra de las ideas que tienen en mente desde el PP si salen elegidos es hacer del Casino un club de mayores, así como realizar un plan de ajardinamiento «que es lo que más falta le hace al municipio de Teror, no solo en el casco sino también en los barrios y en el acceso al municipio», destaca Nuez.

Sin embargo, el líder subraya de su programa la idea de que si resultan ganadores lo más importante será poner en marcha un servicio directo con los vecinos, además de llevar a cabo un desglose de carreteras y asfaltado así como «todo lo que tenga que ver con el día a día del municipio».

Por su parte, desde el PSOE apuestan por un pacto con toda la población de Teror a través de cuatro bloques perfectamente diferenciados: «El primero de ellos es el que tiene que ver con el Plan Integral de Barrios, que es el sota, caballo y rey del municipio. En este aspecto hablamos de remodelar carreteras, quitar matorrales y mejorar todo lo referido con el alumbrado», explica José Agustín Arencibia, cabeza de lista de la candidatura.

El segundo y tercer punto tienen que ver con la juventud y con los mayores, pues los socialistas aseguran que uno de los objetivos a cumplir es el de formar el consejo municipal de juventud, mientras que para los mayores tienen previsto poner en marcha el nuevo centro y apostar por los cursos de formación y entretenimiento que se comenzaron hace unos meses.

«El último punto tiene que ver con la vivienda social, donde ya tenemos en marcha un proyecto de 18 hogares sociales y cuatro en régimen de alquiler en el barrio de Arbejales».

«En esos puntos resumidos tenemos previsto focalizar nuestro plan electoral y siempre desde el punto de vista de la cercanía con las personas y la eficiencia de la administración local», explica el líder José Agustín Arencibia.

María Isabel Guerra asume su liderazgo local al frente de Nueva Canarias partiendo «de ser la fuerza política más votada en las últimas elecciones», tal y como explica. Un hecho que pretenden revalidar para ir a más, pues, tal y como asegura Guerra, el partido se presenta como «caballo ganador», motivo por el que el programa que han preparado, asegura, tiene que ver con las reivindicaciones que los vecinos hacen desde los barrios.

Así, apunta entre sus prioridades: resolver la zona industrial de la Villa y poner en marcha un sistema de respuesta rápida en los asuntos sociales «que tienen que ser ágiles y rigurosos». Además, la candidata canarista explica que si finalmente llegan a la Alcaldía, crearán un «gobierno moderno que sea capaz de poner el municipio en el siglo XXI, con hombres y mujeres preparados que sean capaces de llevar a cabo los grandes proyectos que necesita Teror para poder avanzar». Y entre ellos apunta el restaurante mirador San Matías como centro formador o un centro cultural y artístico para las mujeres en artes plásticas –«un gran centro cultural donde las mujeres sean un referente artístico», subraya–; rehabilitar el patrimonio histórico y artístico del municipio; mejorar los barrios; hacer infraestructuras, construir una residencia de mayores y la piscina municipal y, sobre todo, de escuelas infantiles junto a un programa deportivo basado en la agenda 2030, donde la sostenibilidad sea uno de los puntos clave, enumera Isabel Guerra.

La Alcaldía ‘time sharing’ tras las elecciones de 2019 entre Gonzalo Rosario (PSOE) y Sergio Nuez (PP) se vio marcada a mitad de mandato por el adiós del líder del socialista y su retirada de la política. Habían continuado con una alianza que venía del mandato anterior, una vez descabalgaron del sillón presidencial a Isabel Guerra (NC). Para estas nuevas elecciones, será José Agustín Arencibia quien ocupe la cabeza en la candidatura de los socialistas.

El mandato que ahora expira no comenzó, no obstante, de la mejor manera, populares y socialistas tuvieron que lidiar con los efectos del gran incendio en la cumbre de la Isla ese 2019 y la pandemia que arrancó en marzo de 2020 y que paralizó durante varios meses la actividad económica de un municipio eminentemente agrícola y ganadero.

De cara a lograr apoyos el 28-M, Sergio Nuez, actual alcalde, se apoya en la solución que ha dado a los problemas del agua de abastos que se arrastaban desde hacía varios años.

Con la intención de revalidar la alcaldía, el popular centra su propuesta en la generación de empleo y una buena política social. Mientras que el PSOE apuesta por la remodelación de las carreteras, los jóvenes y los mayores; desde la oposición se centran en un programa centrado en la agenda 2030.

En total, son nueve los partidos que se presentan a la elecciones. Además de PP, PSOE y Nueva Canarias se añaden a la lista Coalición Canaria, Hablemos Ahora, Teror con Cabeza, Unidos por GC, Vox y Drago Verdes Canarias. Entre ellos, la ciudadanía elegirá entre 17 concejales.

La oposición se apoya en que durante estos cuatro años de mandato compartido el ayuntamiento de Teror en lugar de resolver problemas los ha dado, motivo por el que el municipio necesita un cambio. Sostienen en que la corporación se ha olvidado de escuchar a los vecinos, que son los grandes afectados en las decisiones que se toman.