La repatriación de la producción textil que emigró a China ya tiene traducción canaria. Burmen SL, empresa isleña que opera en el mercado bajo las marcas Lenita & XTG, concentrará el próximo año toda su producción en la Península y el Archipiélago, que será el "centro neurálgico" de este proyecto de "fabricación en proximidad", según informó la propia compañía.

Han pasado diez años desde que la empresa dirigida por Luis Mentado y Lenita Burman decidió deslocalizar el proceso productivo y poner rumbo al gigante asiático. El rápido crecimiento en ventas y la necesidad de aumentar la competitividad frente a otras marcas fueron factores decisivos.

Sin embargo, las circunstancias en China han variado notablemente en los últimos años, con fuertes incrementos salariales, de los aranceles y de los precios del transporte. Esas variables, unidas a la caída generalizada de la demanda en Europa, lo que provoca recortes en los volúmenes de producción, restan a Asia todo el atractivo del que gozaba para el sector textil español. De hecho, la patronal española del sector, Fedecom, afirma que el 15% de la producción española que emigró a China ya ha retornado.

Según fuentes de Burmen, ya está en marcha el proceso de actualización de "la maquinaria de la fábrica". El incremento de puestos de trabajo se calcula inicialmente entre los quince y veinte, todos ellos en los departamentos de patronaje, corte y confección.

La empresa centra el 75% de su negocio en España y tiene en el crecimiento en los mercados internacionales su máxima prioridad. Cerró 2012 con una cifra de negocio de cinco millones de euros, un 18% menos que en 2011 tras diez años consecutivos de crecimiento. "El resultado del crecimiento de los últimos años ha sido trepidante y necesitábamos reorganizarnos para seguir creciendo. Lo cierto es que 2012 ha sido un año de transición, por lo que hemos aprovechado para implantar un plan de mejora de nuestra rentabilidad", explicó Luis Mentado.