A través de la gastronomía siempre puedes conocer una tierra. Por eso, no es de extrañar que las Islas Canarias tengan una cocina repleta de contrastes, con platos bien condimentados e ingredientes frescos y saludables, fruto de un clima templado y de una tierra volcánica que les da un sabor especial. Además, muchos de los productos elaborados artesanalmente se encuentran bajo Denominación de Origen Protegida, como algunos de nuestros quesos y vinos. Descubrir las Islas Canarias, además de un auténtico placer para la vista, también lo es para el paladar, habiéndose colocado su oferta alimentaria en un reclamo extra para atraer turismo. En la cocina canaria tienen gran presencia algunos ingredientes característicos como el millo, las papas, que debido al origen volcánico de la tierra tienen una textura distinta, y una gran variedad de pescados propios de la zona, como la vieja, el mero o el cherne. Y, por supuesto, el reconocido internacionalmente plátano de Canarias, una de las frutas más completas y sabrosas que existen. Pero si algo eleva la gastronomía canaria son sus productos con Denominación de Origen. En casi todas las islas encontrarás deliciosos vinos con denominación de origen propia, con los que podrás sentir la fuerza de los volcanes en cada sorbo. También sus quesos elaborados tradicionalmente, como el Majorero, Palmero o Flor de Guía cuentan con - además de la DOP - con amplio reconocimiento en todo el mundo.

Una gastronomía repleta de contrastes, reflejo de su tierra

Recorrido gastronómico

Un recorrido gastronómico por las diferentes islas deparará gratas sorpresas, aunque todas comparten una tradición culinaria común, cada una ha sabido darle un toque especial a los diferentes platos. Las papas arrugadas con mojo picón son quizás el plato más conocido de las islas, junto con el escaldón, un plato elaborado a base de gofio y caldo de pescado. Los podrás degustar en una amplia oferta de restaurantes especializados en cocina canaria, así como otros platos típicos: ropa vieja, cazuelas, sancocho, carajacas…

Una gastronomía repleta de contrastes, reflejo de su tierra

Una gastronomía repleta de contrastes, reflejo de su tierra

Apuesta por los productos locales

Cuando decides adquirir un producto canario estás invirtiendo en nuestra gente y en nuestra tierra. Inviertes en nuestra gente porque ayudas a sostener el empleo agrícola, ganadero e industrial y contribuyes a crear empleo indirecto en el resto de sectores económicos. Inviertes en nuestra tierra porque nuestra economía será más competitiva y, generará más actividad en Canarias. Por si esto fuera poco, este sector de productos elaborados en las Islas generan empleo estable, del cual más del 85% es de carácter fijo, más cualificado y mejor remunerado que el del resto de sectores económicos.

Cuando compramos productos de las islas, la inversión vuelve a ti

Además, al estar más cerca del mercado, estos productos son más frescos y la huella de carbono que generan en su transporte hasta el consumidor es menor que la que producen los productos importados.

Normativa y calidad

En Canarias se obtienen gran cantidad y variedad de productos de calidad, una riqueza debida en parte a las singularidades de la geografía del Archipiélago y al buen hacer que durante siglos ha caracterizado el trabajo de nuestros agricultores y ganaderos.

El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria vela por el mantenimiento y recuperación de los productos tradicionales de alta calidad, asegurando al consumidor las máximas garantías. Todo ello se realiza amparando estos productos, a nivel europeo, bajo figuras de calidad como las Denominaciones de Origen Protegidas, las Indicaciones Geográficas Protegidas, las Especialidades Tradicionales Garantizadas y otros instrumentos.

Desde el Instituto se fomenta, asimismo, el conocimiento y valorización de estos productos, a través de estudios y campañas de promoción que nos han permitido prestigiar a los productos canarios fuera de nuestras fronteras.