Las ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, dijo este martes en Londres que hay aumentar "la presión política y militar" para lograr que Muamar el Gadafi deje el poder, ya que el dictador libio "no puede formar parte del futuro" de Libia.

En una rueda de prensa al término de la cumbre internacional para analizar el futuro del país norteafricano, Jiménez señaló además que la acción militar aliada en Libia "debe seguir hasta que se consiga un alto el fuego" que pueda ser verificado por las Naciones Unidas.

Los ministros de Exteriores de más de 35 países, además del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, participaron hoy en Londres en una cumbre para examinar la marcha de la operación militar aliada en Libia y consensuar la gestión política del conflicto.