El presidente del Congreso, José Bono, se ha reunido hoy durante casi una hora con el ministro de Fomento, José Blanco, y después ha declarado que el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, es "fijo en la quiniela" y que será él "quien marque y decida" cómo ha de ser la política futura del PSOE.

Después de haberse entrevistado en las últimas semanas en su despacho de la Cámara Baja con el propio Zapatero, con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ayer mismo con el presidente de Castilla-La Mancha, Bono ha recibido esta mañana al vicesecretario general del PSOE, José Blanco.

Los periodistas han aprovechado para preguntarle por el Comité Federal del PSOE del próximo sábado, y él ha reconocido que aunque "se ha especulado mucho" sobre esta cita, "de lo que pueden estar seguros es de que Zapatero es fijo en la quiniela", para remarcar que el "poder" y el "respeto" que tiene en el PSOE no lo ha tenido probablemente ningún otro secretario general socialista.

"Y les puedo asegurar que él será quien marque y quien decida cómo ha de ser la política del PSOE", ha añadido, antes de dejar claro que "los tiempos del PSOE" los va a marcar el propio partido, singularmente Rodríguez Zapatero, y en ningún caso "ningún escribidor exterior ni ningún líder que no sea del PSOE".