Zapatero se enfrenta a una paradoja: cobrará más dinero cuando abandone su cargo de presidente del Gobierno que como inquilino de Moncloa. Es de las pocas certezas sobre su futuro, pues el rumbo profesional del hombre que abrió la etapa postfelipista en el PSOE es una incógnita.

El aún presidente del Ejecutivo abandonará la primera línea a la misma edad, 51 años, que su antecesor, José María Aznar, y tres antes que Felipe González. Éste acuñó la expresión jarrón chino para referirse a los expresidentes, incómodas figuras para los partidos, que no saben en qué lugar colocarlos para que no incordien ni proyecten sombras del pasado sobre el futuro, si bien José María Aznar fue el único que abandonó para cumplir su promesa de no acumular más de dos legislaturas en el Gobierno. A González y Zapatero la realidad se los llevó por delante.

Salario Lo que tiene asegurado el político leonés es un salario de unos 75.000 euros anuales vitalicios en calidad de expresidente, reconocimiento protocolario, coche oficial, seguridad y dos asistentes. A partir de ahí, se abren las incógnitas. Desde el PSOE indican que Zapatero volverá a León, alejándose del epicentro político de Madrid, a la casa que se está construyendo junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, y que optará por entrar a formar parte del Consejo de Estado como miembro vitalicio, lo que le reportará otros 80.000. En total, unos 155.000, bastante más de los 78.185 que percibe ahora. Eso sí, su paso atrás será relativo, pues durante el mes y medio que le queda como presidente en funciones no solo mantendrá contacto con su sustituto, sino que tratará de pilotar la sucesión al frente de su partido, avalando probablemente a Rubalcaba.

Aunque se especuló con su salto al ámbito privado montando un despacho, parece que seguirá en el ámbito institucional, al revés que sus antecesores. González declinó formar parte del Consejo de Estado, mientras que Aznar renunció pocos meses después de tomar posesión al no poder compatibilizarlo con el sector privado, mucho más rentable. El gallego Leopoldo Calvo Sotelo dejó Moncloa y participó en consejos de administración de empresas públicas, mientras que Adolfo Suárez abandonó la actividad profesional por motivos de salud.

El ámbito privado es un desconocido para Rodríguez Zapatero. En 1986 accedió al Congreso y ahí permaneció hasta que se hizo con las riendas del partido en 2000 y logró ser presidente del Gobierno en 2004. Entre 1986 y 1988 mantuvo una breve etapa como profesor en el departamento de Derecho Constitucional de la Universidad de León de tres horas semanales sin cobrar que generó polémica por algunas lagunas administrativas. Es toda su experiencia en el mundo privado.

José Luis Rodríguez Zapatero ha sido siempre un político que no compartía sus reflexiones interiores, por lo que generó ríos de tinta cuando confesó en una entrevista que tenía decidido su futuro desde hacía tiempo y que solo su mujer lo conocía. Ahora quizá analice cómo optimizar la agenda que le proporciona a alguien haber sido inquilino de Moncloa, a nivel nacional e internacional, donde se destapó con la Alianza de Civilizaciones, proyecto arrasado ya en la memoria.

En González, que ejerció la abogacía a finales de los años sesenta, y Aznar, de profesión inspector de Hacienda, tiene un ejemplo de cómo rentabilizar el estatus de expresidente.

Comité El primero percibe unos 126.500 euros anuales como consejero de Gas Natural, dirige un comité de sabios desde 2007 sobre el futuro de la Unión Europea y es conocida su amistad con el mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo. Su némesis popular desarrolló una carrera fulgurante. Renunció al Consejo de Estado al ser contratado por el Consejo de News Corporation, del magnate Rupert Murdoch, investigado por escuchas ilegales, y fichó como consejero de Endesa, lo que le genera 200.000 euros al año. Además, dio clases en Estados Unidos, y preside la FAES, el think tank del Partido Popular.

En plena crisis no parece que el Partido Socialista Obrero Español quiera crear otra fundación -Jesús Caldera preside la Fundación Ideas-, por lo que parece que un retiro a la sombra del Consejo de Estado y en León será donde inicie una nueva vida Zapatero.