"Le he dicho que queremos dejarlo, pero que podemos seguir siendo amigos", ha relatado a los medios de comunicación el diputado de la formación independentista Alfred Bosch, tras ser recibido por don Juan Carlos en Zarzuela dentro de la ronda de consultas políticas de cara a la investidura de Mariano Rajoy.

En declaraciones a los medios de comunicación tras el encuentro, Bosch no ha entrado en detalles con el Rey en torno a la investigación judicial sobre Iñaki Urdangarin, pero le ha reclamado la "necesaria transparencia y apertura democrática" a la Casa Real en una entrevista que ha discurrido en un clima de "absoluta cordialidad y buen humor".

Bosch ha saludado al monarca en catalán con un "bona tarda" y le ha entregado una carta en las dos lenguas donde explica la postura pro independentista de ERC y su rechazo a la figura que Don Juan Carlos encarna, "un jefe de Estado que no ha sido elegido en las urnas" y cuya responsabilidad "se transmite vía sanguínea".

Ha recordado que desde hace años ERC viene reclamando la "transparencia y fiscalización parlamentaria" del presupuesto de la Casa del Rey, tanto en España como posteriormente ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sin que hasta ahora esta formación haya obtenido la respuesta que esperaba.

"Los hechos demuestran que esta transparencia es del todo necesaria, sobre todo en horas graves en que las personas están acusando el daño de la crisis", reza la carta.

Citando a William Shakespeare, Bosch ha afirmado que "algo huele a podrido en el reino de España" aunque ha matizado que esta expresión no la empleó ante el Rey. Bosch no ha explicado cómo ha acogido Su Majestad estas propuestas porque él no es portavoz de Casa Real.