"Todos los andamios, las paredes y cada centímetro de la Puerta del Sol estaban llenos de frases de denuncia, de esperanza o de propuesta; podías dar un giro de 360 grados y percibir esa necesidad de las personas: tener un espacio de expresión", razonó la gallega Carmen Rodríguez (Xinzo de Limia, Ourense, 1981) ayer por teléfono desde Madrid. Hambre de hablar. Esa lúcida metáfora y otras de sus vivencias de los días que siguieron al 15M en la madrileña Puerta del Sol, han sido publicadas por la revista "Time".

La prestigiosa revista estadounidense destaca al "manifestante" como el personaje de este año 2011. Tras doce meses intensos de protestas en el mundo árabe que se extendieron a países europeos, atravesaron España y se han ido instalando en los centros neurálgicos de Estados Unidos y Rusia, la publicación encumbra la figura del indignado, que se ha convertido €refleja "Time"€ en el" fabricante de la historia".

Desde que un vendedor llamado Mohamed Bouazizi se quemó a lo bonzo en Túnez, nadie se imaginaba lo que quedaba por venir. Cayó Ben Alí después de que el pueblo tunecino se echase a la calle. Estrategias políticas o no €al margen€, después le llegó el turno a Egipto. Y cayó Mubarak. Y luego Gadafi, en Libia. Y Saleh en Yemen.

Cuatro integrantes del movimiento 15M español, entre ellos la gallega Carmen Rodríguez, han sido seleccionados para ese reportaje. "De la primavera árabe a Atenas, de Occupy Wall Street a Moscú", reza la publicación en su portada, en la que sale una ilustración con el rostro de una persona €podría ser una mujer€ con la cabeza y el rostro cubiertos. Los españoles son Olmo Gálvez, Carmen Rodríguez, Stephane Grueso y Jon Aguirre Such. En una galería fotográfica dedicada algunos de los manifestantes más representativos, se mezclan razas y nacionalidades y aparecen otros dos "indignados": el documentalista Stephane Grueso y Jon Aguirre Such, portavoz de Democracia Real Ya!, aseguran publican medios digitales.

¿Ha sido un espaldarazo ante las críticas en España? "Claramente", responde Carmen Rodríguez, que ha sido inmortalizada por Peter Hapak con un altavoz. Justamente ayer, algunos medios se hacían eco de los insultos al diputado ciego de CiU Josep Maria Llop por parte del colectivo de indignados concentrados ante la Audiencia de Barcelona. "Se intentó deslegitimizar al movimiento muchas veces", valora la joven, "que ni es difuso, ni violento". Para la ourensana, en España se produjo un ejemplo de "un proceso asambleario, de democracia directa; la gente sale a la plaza para construir un mundo mejor". Aunque Carmen no estaba el día 15 en Sol, como reconoció en el reportaje de Time, desde el día siguiente, trabaja en la comisión de Economía.

Y fiel al movimiento, huye de protagonismos. "Mi aparición en Time fue circunstancial", explica, "no es una portavocía, no hablo en nombre de nadie". Pero sí puede desgranar "hasta 24 propuestas" en el ámbito económico. "Sabemos que se podría mantener el estado del Bienestar sin recortes", insiste Carmen. La crítica a las políticas de ajuste es algo que ha marcado al colectivo. ¿Por qué Carmen Rodríguez, como otros, se han implicado tanto? La joven cree que este movimiento atrajo a tantas personas que antes no habían "militado" porque "la gente percibe que se trata de generar otro modelo".

Manifestaciones por los derechos civiles atravesaron los años sesenta y llegaron a los albores del siglo XXI en forma de multitudinarias concentraciones contra la guerra de Irak; en los setenta en Irán y Portugal, en los ochenta contra las armas nucleares, señala "Time". Hasta llegar a lo que el politógolo estadouniense Fukuyama nombró "el fin de la historia". Había triunfado el liberalismo occidental. Pero dos décadas después, esas grandes movilizaciones han sido una rara excepción, señala la publicación.

"Por la situación política, económica o social". Miles de personas se echaron a la calle en distintos puntos del planeta con el objetivo de lograr un cambio", reflexiona la gallega asentada hace 12 años en Madrid. El denominador común es un pensamiento: "El sistema no funciona".

Y este año, los manifestantes sustituyen en la distinción de Time al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, elegido en 2010. Otros años han sido distinguidos presidentes: Barack Obama, Bill Clinton o John F. Kennedy o figuras históricas como Franklin D.

Roosevelt, Winston Churchill e incluso Joseph Stalin y Hitler. "Time" también consideró para el título al almirante William H. McRaven, que organizó el ataque encubierto de las fuerzas especiales sobre Pakistán que acabó con el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden y al artista chino Ai Wei Wei, muy crítico con el régimen de Pekín y que este año fue detenido e incomunicado.