El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho hoy al portavoz de Amaiur, Iñaki Antigüedad, que lo único que están esperando los españoles es que ETA anuncie su disolución irreversible y le ha advertido: "Yo a usted no le debo nada".

El líder del PP se ha expresado en estos términos en su turno de réplica a los portavoces del grupo mixto, entre ellos a Iñaki Antiguedad, quien previamente le había invitado a reflexionar sobre los resultados electorales en el País Vasco y Navarra y a reconocer que se ha producido un "cambio de ciclo".

"Yo a usted no le debo absolutamente nada", ha proclamado Rajoy, interrumpido hasta en tres ocasiones por los aplausos de la bancada popular. "Ni yo, ni la sociedad española. Estos son los acreedores", ha apostillado.

Rajoy ha asegurado ser "muy consciente" de la situación en el País Vasco y ha recordado que durante dos años fue ministro del Interior y que tuvo que asistir a varios funerales de víctimas de ETA.

Dicho eso, ha aclarado al portavoz de Amaiur que la izquierda abertzale tiene sus votos, como el PSOE o el PNV, pero que el PP tiene más sufragios que ellos en el País Vasco y Navarra, aunque "eso no significa nada", porque lo importante en democracia es que todas las ideas son defendibles.

"Usted ha venido aquí y ha dicho lo que le ha parecido oportuno y conveniente", ha indicado, para agregar a continuación que lo que no es defendible son los métodos no democráticos.

Así las cosas, y ante las palabras de Antigüedad de que la izquierda abertzale ha dado pasos, Rajoy ha preguntado retóricamente qué pasos tiene que dar él ahora y quienes defienden la democracia, la paz y la ley.

Tras insistir en que quienes tienen que dar pasos son "quienes no hacen eso", ha hecho hincapié en que el paso que están esperando todos los españoles es que ETA, que "todavía existe", anuncie su disolución irreversible.

Y que se garantice a todos los españoles que "no hay chantajes, ni amenazas, ni personas que se erigen en jueces de la vida, de los derecho y de las libertades de los demás y que eso se acabó".

Un paso que, de acuerdo con sus palabras, es el que dice "la lógica, el sentido común, la decencia y la moral".

Mientras tanto, el único paso que tiene que dar alguien que como él aspira a ser presidente del Gobierno "es cumplir la ley, las leyes, los reglamentos y los decretos".

La intervención de Antigüedad

Amaiur ha pedido hoy a Mariano Rajoy que reflexione sobre los resultados electorales en el País Vasco y Navarra y reconozca que se ha producido un "cambio de ciclo", y le ha instado a escuchar a la coalición abertzale del mismo modo que lo harán ellos: "Estamos condenados a entendernos".

Así lo ha subrayado el portavoz de Amaiur en el debate de investidura, Iñaki Antigüedad, quien ha insistido en que el apoyo mayoritario en Euskadi a esta formación el 20N indica que "la gran mayoría" de la sociedad vasca cree que "el conflicto tiene naturaleza política" y se dan las condiciones para superarlo.

Antigüedad ha asegurado que desde Amaiur hay una "apuesta firme" de reparación y respeto para "absolutamente todas las víctimas". "Cien por cien de memoria para el cien por cien de las víctimas" ha señalado el ex miembro de la mesa nacional de Batasuna.

También ha mencionado a los presos de ETA al pedir a Rajoy que "desactive las medidas restrictivas de los derechos" de los reclusos terroristas porque la legalidad debe ser "garante de garantías y no garante de impedimentos", algo que también debería haber permitido que Amaiur tuviese grupo parlamentario propio, ha dicho.

El diputado por Vizcaya ha explicado que uno de los objetivos de la coalición en el Congreso es "reivindicar los derechos nacionales de Euskal Herría" y un ámbito de decisión propio, pero "sin obsesiones identitarias".

En este sentido ha asegurado que aunque están a favor de un Estado vasco su primera intención no es la de reclamar la independencia, sino que antes se produzca la "resolución integral del conflicto".

Después ya se verá, ha dicho, cómo se canaliza la reivindicación de esos derechos en el marco de una negociación.

Nada más comenzar su intervención y con la atención de todo el hemiciclo, en completo silencio, Iñaki Antigüedad se ha dirigido al futuro presidente del Gobierno para asegurarle que Amaiur está en disposición de escuchar al PP, pero espera reciprocidad.

"Estamos condenados a vernos y también a oirnos, sin perder las formas y sin prepotencia". "Estamos condenados a entendernos", ha subrayado.

Además, ha insistido en pedir a Rajoy que "mire la foto" electoral de Euskadi, una imagen "muy clara" de que se ha producido una inflexión.