Iberia cancelará 118 vuelos el próximo día 29 de diciembre, el 36% de los inicialmente previstos para esta fecha, al no estar cubiertos por los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento, como consecuencia de la huelga convocada por el sindicato de pilotos, el Sepla.

La aerolínea española ha precisado en un comunicado que cancelará el 10% de los vuelos de largo radio, el 38% de los vuelos de medio radio y el 43% de los vuelos nacionales.

Asimismo, la compañía ha recordado que esta huelga no afectará a los vuelos operados por Air Nostrum, Vueling ni a los códigos compartidos operados por otras compañías, así como tampoco a las conexiones con Canarias y Baleares, protegidas al 100% por los servicios mínimos.

"Todos aquellos clientes que hayan comprado sus billetes para los vuelos cancelados a través de su agencia de viajes deberán ponerse en contacto con ésta para que puedan gestionar los cambios o reembolsos pertinentes y agilizar los trámites", ha pedido la aerolínea.

Por otro lado, quienes hayan adquirido sus billetes a través de www.iberia.com recibirán un mensaje sobre la incidencia que se haya producido en su vuelo y una opción alternativa de viaje, "siempre que sea viable".

La compañía también facilitará los cambios y reembolsos de los billetes de vuelos cancelados por la huelga, si el cliente así lo solicita, y ha habilitado un número de teléfono (902 100 988) para agilizar las consultas y trámites relacionados con la huelga.

<strong>La primera jornada se saldó con cien cancelaciones</strong>

La huelga del 29 de diciembre será la segunda y la última de las movilizaciones convocadas por el sindicato de pilotos, tras la primera de ellas que tuvo lugar el pasado domingo, 18 de diciembre, y que afectó a un centenar de vuelos y a un total de 12.000 pasajeros.

En este primer día de paros, la compañía aseguró haber reubicado a la "casi totalidad" de los viajeros, mientras que el resto de rutas operaron "con normalidad", gracias al plan de contingencia habilitado por la aerolínea, consistente en acuerdos con 30 compañías de transporte, 27 aerolíneas, Renfe y Alsa.

La aerolínea confía en que la segunda jornada de la huelga se desarrolle con la misma normalidad.