José Manuel Soria baraja varios nombres de su núcleo de confianza para ocupar puestos en su gabinete y en cargos intermedios. Sin embargo, la recolocación de varios dirigentes del PP en cargos públicos del Ayuntamiento capitalino, Cabildo de Gran Canaria y Parlamento regional limita el margen de maniobra de Soria para llevarse a Madrid a dirigentes del PP canario. Entre los nombres que suenan con más fuerza figuran los de Guillermo Mariscal, Enrique Hernández Bento o Pilar Merino.

Mariscal es portavoz adjunto de Industria del grupo popular en el Congreso y se ha significado en la pasada legislatura por sus comparecencias y preguntas en relación a los temas energéticos. Mariscal fue número dos de la lista al Congreso en las elecciones de 2008 y el pasado 20-N fue el número tres tras Soria y Matilde Asián, por lo que ha mantenido la confianza del ya ministro, que encabezó la plancha electoral en los pasados comicios.

El nombre de Enrique Hernández Bento figura en todas las quinielas como persona de confianza de Soria, que puede ser reclamado por éste para ocupar un cargo en el Ministerio, sea en el gabinete del ministro o en la Subsecretaría del departamento. Hernández Bento fue interventor general de la Comunidad Autónoma durante la etapa del líder del PP al frente de la Consejería de Economía y Hacienda. Del equipo que formó en el departamento de Hacienda la mayoría de los cargos de confianza de Soria ya están recolocados, si bien hay otros que pueden ser llamados al Ministerio, como es el caso de César Miralles, que ocupó el cargo de director general del Servicio de Estudios Socioeconómicos de la Vicepresidencia del Gobierno canario.

Delegación del Gobierno

Uno de los nombramientos más inmediatos que puede tener lugar hoy o en un próximo Consejo de Ministros será el de la persona que ocupará la Delegación del Gobierno en Canarias. El PP de Tenerife puja con fuerza para que esa plaza sea asignada a un miembro de esa isla como premio a los buenos resultados electorales que obtuvo el partido en las pasadas elecciones del 20-N.

Uno de los nombres que más suena es el de Pilar Merino, que ya fue subdelegada del Gobierno en Tenerife en la anterior etapa del PP en el Gobierno central y consejera de Agricultura del Gobierno canario en la pasada legislatura.