La diputada socialista Cristina Narbona, lamentó, ayer, en Puerto del Rosario que desde el Gobierno de la Nación y desde su propio partido, el PSOE, no se haya combatido suficientemente la corrupción y el fraude fiscal.

Narbona, que estuvo acompañada de Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo, presentó ante los militantes, entre los que se encontraba el diputado José Segura y los cargos socialistas insulares, el documento de la plataforma Mucho PSOE por hacer, de la que forma parte la exministra de Defensa, Carme Chacón, en el que criticó las políticas "demasiado parecidas a las de la derecha que aplicó el anterior Gobierno". Además, pidió, " democracia interna para acercarse a los ciudadanos".

En su exposición, la diputada nacional, destacó, que "desde el Gobierno de la nación, pero también desde el resto de las administraciones, el PSOE, como mínimo, ha tolerado el enriquecimiento y el sobreendeudamiento asociado a la burbuja inmobiliaria. Y ha renunciado, al menos parcialmente, a la fiscalidad como herramienta de distribución de la renta y la riqueza". Además, lamenta que no se haya combatido suficientemente el fraude fiscal y la corrupción y que no se hayan defendido en la Unión Europea con la energía suficiente respuestas contundentes para evitar la especulación financiera y "evitar el control de la acción política por parte de los mercados".

Decálogo

Narbona considera, que la razón última del rotundo fracaso electoral es "la desconexión entre el partido y la sociedad". También, añadió, que los socialistas deben sentirse "especialmente afectados por la pésima consideración que tienen los españoles de la clase política".

Para paliar esta situación, propone más democracia interna y un decálogo de sugerencias de cara al Congreso federal que el PSOE celebrará en el mes de febrero.

La lucha contra la corrupción, el fraude fiscal y los comportamientos insolidarios, son los puntos que cree deben identificar al nuevo PSOE, según manifestó la diputada.