El Ejecutivo, en su agenda de recortes, estaría puliendo los detalles de un nuevo plan de recortes que supondría un ahorro de 30.000 millones de euros, afirma la agencia Reuters.

El Gobierno de Mariano Rajoy pretendería ratificar la semana que viene la ya asimilada subida del IVA, así como la rebaja de los sueldos de los funcionarios y la congelación de las pensiones. También se verían afectadas las prestaciones por desempleo.

Las últimas declaraciones de varios miembros del Gobierno ya anticipan que una importante oleada de recortes se aproxima. El propio Presidente del Gobierno advertía esta semana que se habían hecho muchas cosas, "pero ahora toca pisar el acelerador" y Margallo adelantaba que los pasos se darían "relativamente pronto".

El plan de recortes de 30.000 millones de euros supondría un 3% del PIB. De esta manera proseguiría la contienda emprendida por los populares contra el déficit, cuyo límite impuesto por la UE para 2012 está ya muy cercano, pese a quedar medio año.