El Gobierno ha repartido hoy entre las Comunidades Autónomas 47 millones para cubrir los servicios sociales de atención básica que prestan las corporaciones locales, una partida incluida en los Presupuestos Generales del Estado y que se ha reducido un 45,4 por ciento respecto al año anterior.

Este es uno de los asuntos que se han abordado hoy en la Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales, a la que ha asistido la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y los consejeros del ramo, que volverán a reunirse esta tarde para debatir la reforma de la ley de Dependencia.

En concreto, la cantidad que se ha distribuido entre las Comunidades ha sido de 47,3 millones de euros, un 45,4 % menos que el año anterior, como consecuencia del ajuste y la consolidación fiscal a la que se enfrentan las administraciones para adecuarse a los objetivos de déficit comprometidos.

Pero esta partida que llegará a las corporaciones locales, aunque ha disminuido, permitirá, según el Ministerio, que se mantengan y sigan con sus actividades centros como comedores sociales, de estancia diurna, minirresidencias o pisos tutelados, albergues para personas sin hogar y centros de acogida para personas con graves problemas de convivencia.