El rey preside hoy en La Zarzuela el Consejo de Ministros que aprobará gran parte de las últimas medidas de ajuste, como la supresión de la paga de Navidad de los funcionarios, la subida impositiva, el recorte de los presupuestos en 600 millones de euros y la reforma de la administración local.

Hoy excepcionalmente habrá dos citas del Consejo, ya que Rajoy y sus ministros acudirán a las 10.00 horas al Palacio de la Zarzuela para una reunión "deliberante", que durará cerca de una hora, y después volverán a reunirse en el Palacio de la Moncloa para adoptar las decisiones oportunas.

Se trata de la primera vez en esta legislatura en la que don Juan Carlos cita al Gobierno de Rajoy, ya que, en contra de la tradición, no presidió su primer Consejo de Ministros.

En la reunión de Moncloa, según han avanzado fuentes del Ejecutivo, se aprobará previsiblemente la subida del IVA del 18 al 21 por ciento y del IVA reducido del 8 al 10, aunque esta modificación está pendiente de algunas cuestiones técnicas.

La reforma fiscal incluirá también nuevos impuestos progresivos para las fuentes de generación de energía -renovables, no renovables y convencionales- y una tasa a la generación de energía nuclear e hidráulica.

Junto a las medidas impositivas, se aprobará un decreto con la reforma de la función pública, que suprimirá la paga extra de Navidad de los funcionarios y altos cargos y reducirá el número de días de libre disposición, los llamados "moscosos".

Según avanzó Rajoy, se ajustará además el número de liberados sindicales a lo dispuesto estrictamente en la ley, se equipararán las situaciones de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores y se facilitará la movilidad.

Los miembros del Gobierno -el presidente, la vicepresidenta y los ministros- se reducirán el sueldo de forma proporcional a una paga extra, ya que ellos cobran en doce pagas.

Otro de los puntos fuertes del Consejo será el acuerdo de no disponibilidad de 600 millones de euros de los recientes Presupuestos Generales del Estado de 2012, lo que obligará a todos los ministerios a recortar de nuevo sus gastos.

También llegará al Consejo la reforma de la administración local, un proyecto que tiene como objetivo delimitar las competencias de los ayuntamientos y evitar que presten servicios para los que no tienen recursos, para lo que se reforzarán las diputaciones.

Enmarcada también en el paquete de ajuste está la reforma de la ley de dependencia, que reducirá un 15 por ciento la paga de los cuidadores familiares y les exigirá unos conocimientos mínimos antes de concederles la asignación.

Fuentes del Ejecutivo han confirmado asimismo que el Consejo aprobará el anteproyecto de la ley de costas, que ampliará las concesiones del uso del dominio público costero más allá de los treinta años