El español Ángel Carromero llegó hoy al tribunal provincial de Granma, en la ciudad cubana de Bayamo (este), donde será juzgado por un delito de "homicidio imprudente" por el accidente en el que murieron los disidentes opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Carromero llegó al tribunal en una furgoneta blanca escoltado por agentes de la seguridad del Estado e ingresó inmediatamente a las dependencias judiciales.

La Fiscalía cubana pide siete años de cárcel para este joven español, dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Madrid.

Fuentes de la defensa de Carromero dijeron a Efe que pedirán durante el juicio la absolución e inmediata puesta en libertad del joven español.

Al Tribunal también llegó el cónsul general de España en Cuba, Tomás Rodríguez Pantoja, acompañado de un abogado español nombrado como representante de la familia.

Carromero, de 27 años, era conductor del vehículo que sufrió un accidente el pasado 22 de julio en el kilómetro 724 de la carretera que une las ciudades orientales de Las Tunas y Bayamo.

En el automóvil viajaban Oswaldo Payá, de 60 años y líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación (MCL), y Harold Cepero, miembro de ese grupo, quienes fallecieron a consecuencia del impacto.