El presidente del Gobierno central y líder del PP, Mariano Rajoy, coincidirá por primera vez en la campaña gallega con el candidato popular a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, este sábado en el ya tradicional y multitudinario mitin de la Plaza de Toros de Pontevedra, que el partido prevé "abarrotar" con unas 12.000 personas y para el que se exigirá invitación con el fin de que sea un acto "pacífico".

Pese a que los populares gallegos han diseñado una campaña personalista en la que se potencia la figura del candidato y en la que no participarán masivamente dirigentes estatales del PP, Rajoy y Feijóo compartirán este sábado un escenario que trae buenos recuerdos a ambos. Y es que fue en esta plaza, según confiesan en privado distintos miembros del partido, donde sintieron en 2009 que la posibilidad de recuperar la mayoría absoluta en Galicia era real.

Dicha opción se confirmó en las urnas el 1 de marzo de ese año, cuando Núñez Feijóo, que concurría por vez primera, arrebató el poder a la coalición formada por PSdeG y BNG y logró entrar en San Caetano. La "reconquista", como en su momento se designó a esta victoria por parte de la formación popular, empezó en Galicia y Rajoy, aún en la oposición, recibió un importante aval, elevándose el desgaste de los socialistas.

En un contexto marcado por la crisis económica, por los duros ajustes y con la sombra de un posible rescate a España, la situación es distinta en estos comicios, que la oposición insiste en plantear como si de un examen a la gestión de Rajoy al frente del Gobierno central se tratase. Frente a ello, el PPdeG confía en que la "buena imagen" de Feijóo y el mensaje de la Galicia "solvente" cale en la ciudadanía.

Además, fuentes del partido consultadas por Europa Press ven con optimismo el acto que tendrá lugar este sábado, ya que confían en que sea "un punto de inflexión" en la campaña y sirva para "enseñar músculo" en la Comunidad. Para lograrlo y enviar un mensaje de optimismo a su electorado con una asistencia multitudinaria, los organizadores populares en las cuatro provincias movilizarán más de 150 autobuses.

En cualquier caso, los altercados causados por protestas sindicales en la apertura de la campaña de los populares en Ferrol han puesto en alerta a la formación que lidera Núñez Feijóo y este sábado habrá que llevar invitación para acudir al mitin de Rajoy en Pontevedra, según ha confirmado este viernes el secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda.

Al margen del acto de la Plaza de Toros de Pontevedra y tras desplazarse a Orense durante la precampaña --aunque en este evento no coincidió con Feijóo--, los populares prevén también que visite Lugo y A Coruña el siguiente fin de semana y dan prácticamente por seguro que acompañará a Feijóo en el mitin de cierre del 19 de octubre que pondrá el broche final a la campaña.

Con la polémica aún viva en las redes sociales por la decisión de presentar su lema de campaña 'Galicia Primeiro' en una pancarta en la que no figuraba el logotipo del PP, ha trascendido que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, estará en tres ocasiones en Galicia. También el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, tiene previsto un acto el día 16 de octubre y la presencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, vinculada con Pontevedra al igual que Rajoy, se da por hecha.

'Galicia Primeiro' es el lema elegido por el PP para la campaña, en la que han programado más de 500 actos, 80 de los cuales los protagonizará el presidente de la Xunta. El objetivo es "buscar el contacto con la gente" para volver a lograr "la confianza mayoritaria" de los gallegos y conseguir "gobernar", opción que les da --con sus 38 escaños de esta legislatura-- la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) divulgada en esta jornada.

Con este reto, los primeros mensajes de Núñez Feijóo se han centrado en reivindicar su gestión, la "mejor" situación de Galicia, la "estabilidad" frente a la posibilidad de que "un pentapartito", según sus propias palabras, abra las puertas de San Caetano, y la promesa de que la Comunidad "se anticipará" al resto en la "recuperación económica", que prevé para el próximo mandato.