El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha replicado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que las exhibiciones independentistas de este domingo en el Camp Nou no son las que trasladan mala imagen de España fuera, sino el Gobierno y su presidente, Mariano Rajoy.

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, López ha respondido en estos términos a García-Margallo, que esta mañana ha dicho que esas reivindicaciones mostradas en el partido entre el Barcelona y el Real Madrid "perjudican" la imagen de España.

López ha insistido en que lo vivido ayer en el campo del Barcelona fue "un gran espectáculo deportivo" del que disfrutaron "mucho" todos los amantes del fútbol, y luego hubo "opiniones" independentistas que se desarrollaron "con pluralidad y con normalidad".

Pero esas reivindicaciones no perjudican la imagen de España que, a su entender, sí se ve dañada por lo que hacen Rajoy y su Gobierno.

"Toda la prensa internacional está hablando y especulando sobre lo que hace el señor Rajoy y cómo el señor Rajoy está trasladando la imagen de nuestro país fuera de nuestro país", ha incidido, antes de invitar al ministro de Asuntos Exteriores a preocuparse "un poco más" de lo que hacen el presidente y el Ejecutivo.

Además, se ha preguntado qué ha hecho el PP en este tiempo en Cataluña, para recordar a continuación que "bien que se han puesto de acuerdo para recortar" Rajoy y el presidente catalán, Artur Mas, hasta el punto de que CiU no hubiera podido gobernar de no haber sido por el apoyo del Partido Popular.

"Han votado juntos los recortes", tanto en el Parlamento catalán como en el Congreso de los Diputados, ha abundado López, en cuya opinión "siempre que gobierna la derecha crecen las tensiones territoriales y el nacionalismo".

Eso es lo que ocurrió -ha argumentado- con José María Aznar y eso es lo que está ocurriendo ahora con Rajoy.

Frente al "inmovilismo" que, según su criterio, defiende el PP para dar respuesta a esta situación, el PSOE apuesta por reflexionar sobre el sentimiento que hay en Cataluña y canalizarlo, "saber escuchar, atender y dar respuestas", porque, ha asegurado, "la política de choques y de frentes" nunca ha dado resultado.

"El PSOE estará siempre del lado de la propuesta", ha asegurado.