PP y PSOE se han enzarzado en una guerra dialéctica como consecuencia del informe de previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que dibuja un panorama poco favorable para la economía española.

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha arremetido contra el ministro de Economía, Luis de Guindos, por culpar "a otros" de las "dramáticas" previsiones sobre la caída del PIB español realizadas por el FMI y ha exigido al Gobierno una "rectificación" de su política económica, que considera "suicida" para España.

En una rueda de prensa en la Cámara Baja, Rodríguez ha alertado de que es "muy decepcionante y peligroso" ver cómo De Guindos responde a las previsiones del FMI atribuyéndolas a "factores externos", en lugar de asumir que el Gobierno tiene que modificar sus "políticas erróneas" y combinar la austeridad con medidas de estímulo al crecimiento.

La dirigente socialista considera que el FMI ha echado "un jarro de agua fría sobre las espaldas de los españoles" al afirmar que la economía nacional sufrirá el año que viene la segunda mayor recesión de la zona euro, sólo por detrás de Grecia, y que la caída del PIB será el triple de la prevista por el Ejecutivo.

Desde su punto de vista, este organismo internacional no hace más que confirmar que, como ya ha denunciado el PSOE, todos los cálculos sobre los indicadores económicos realizados por el Gobierno "son falsos" y "un puro maquillaje".

El PP contesta

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha defendido la validez de las previsiones económicas del Gobierno para 2013 y ha cargado contra la oposición asegurando que España puede vencer los peores presagios porque es "mucho más capaz de lo que algunos dicen por ahí".

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Alonso ha tachado de "lamentable" la actitud del primer partido de la oposición, el cual, a su juicio, es "incapaz" de tener confianza en la sociedad española.

"Hay que tener confianza en la sociedad, que puede vencer las previsiones del FMI, y me gustaría que el PSOE lo defendiera en España y fuera de España", ha enfatizado el dirigente 'popular', antes de contrastar al Gobierno de Mariano Rajoy con el de José Luis Rodríguez Zapatero en cuanto a las medidas que ha puesto en marcha para tratar de salir de la crisis.

A su juicio, el Gobierno del PP no va "mecido por las olas" como ocurría con el del PSOE. "Hemos sufrido durante mucho tiempo un Gobierno que se dejaba llevar por la inercia y eso dio el resultado que conocemos: el mayor fracaso de la democracia y una crisis que golpea a la sociedad", ha añadido.