Un 74,1% de los catalanes estaría a favor de celebrar un referéndum para decidir si Cataluña tiene que convertirse en un nuevo Estado de Europa, según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat.

La encuesta, basada en 800 entrevistas telefónicas a cargo de la empresa demoscópica Grupo MDK Universal, fue realizada entre el 28 de septiembre y el 3 de octubre, justo después del debate de política general en el Parlament, en el que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció un adelanto electoral y apostó por convocar una consulta de autodeterminación en la próxima legislatura.

Según los datos del CEO, un 74,1% de los encuestados está a favor de la convocatoria de un referéndum sobre la independencia, mientras que un 19,9% está en contra; únicamente los votantes del PPC -un 65,8%- se muestran contrarios a la consulta, mientras que el resto -incluidos los electores del PSC, en un 59,5%- son partidarios de celebrarla.

El 83% de los votantes de CiU está a favor de convocar un referéndum de autodeterminación, al igual que el 92% de los electores de ERC y el 96,1% de ICV-EUiA.

El sondeo del CEO no incluye, sin embargo, la pregunta directa sobre qué votarían los encuestados en caso de que se celebrara una consulta soberanista.

Precisamente ayer, el Congreso rechazó, con los votos en contra de PP, PSOE -incluidos los diputados del PSC- y UPyD, una iniciativa de ERC que instaba al Gobierno central a transferir a la Generalitat su competencia exclusiva de convocar referendos.

El Parlament ha tramitado en los últimos meses un proyecto de ley del Govern para regular la convocatoria de consultas populares que no requieran de autorización del Gobierno español, una iniciativa que Mas ya ha anunciado que piensa recuperar a principios de la próxima legislatura.