CiU ganaría ahora las elecciones catalanas del 25 de noviembre con una intención directa de voto del 26,3%, seguida de ERC, ICV-EUiA y PSC, según la encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat presentada este miércoles, y que constata que el 34,6% está indeciso. El PP quedaría como quinta fuerza política.

El director del CEO, Jordi Argelaguet, ha considerado muy probable que CiU logre más de la mitad de los parlamentarios: "Si tuviéramos que hacer una estimación, lograría una mayoría absoluta cómoda", ha dicho.

Según el estudio, hecho entre el 28 de septiembre y el 3 de octubre tras el Debate de Política General del Parlamento catalán, el PSC pasaría a ser cuarta fuerza en intención directa de voto, ya que lo votaría el 3,1% de los encuestados, frente al 10,4% de hace un año.

La intención directa de voto a ERC es del 5,9% --0,4 puntos más que hace un año--, a ICV-EUiA del 3,4% --2,1 menos--; el PP pasa del 6,5% de hace un año al 2,8%; crece C's 1,4% --0,5 puntos más--; y SI baja al 1,3% --0,2 menos--; en cambio, el 1,6% votaría en blanco, el 5,9% no votaría, y el 12,4% no contesta.

Jordi Argelaguet ha indicado en la rueda de prensa que se prevé una amplia movilización y participación, y que el principal interrogante "no es quién gana los comicios, sino quién es la segunda fuerza": PSC, PP o ERC.

Sobre el PSC, ha dicho que los datos son "especialmente bajos" ya que uno de cada cuatro votantes que en 2010 se inclinaron por los socialistas ahora lo volverían a hacer, y ha añadido que este índice de fidelización de voto se asemeja al de ERC durante su crisis interna tras las elecciones generales de 2008.

Movilización

Tras el electorado de C's, el de CiU es el que está más movilizado: el 54,7% de sus votantes en el año 2010 ahora volverían a hacerlo, mientras que el PSC es el que menos, con un 25%.

A poco más de un mes de los comicios, Argelaguet ha dicho que hay indecisos en todos los partidos; y también 'voto oculto', no solo en el PP, como ocurre tradicionalmente en Catalunya, sino en el PSC, y de ahí que el principal reto que en su opinión tienen los de Pere Navarro sea movilizar a los votantes porque tiene un "problema serio", según él.

Según él director del CEO, la fidelidad de C's es del 60%; la de ICV-EUiA, del 41,2%; la de ERC, del 40,2%; la del PP, del 39,5% y la de SI, del 26,7%; pero ha augurado que, en cualquier caso, en estas elecciones habrá un gran movimiento del mapa político catalán, un antes y un después.

Derecha e izquierda

El sondeo constata un repunte de interés por la política: un 62,5% indica que la sigue con mucho o bastante interés -frente al 48,5% de hace un año-, algo que llega tras la manifestación independentista de la Diada y el Debate de Política General.

En cuanto al eje izquierda-derecha, más de un tercio de catalanes asegura ser de izquierdas; un 17,8%, de centro-izquierda; un 15,5%, de centro; un 8,1%, de centro-derecha, y un 6,1%, de derecha: "A la gente le gusta decir que es de izquierdas, y después ya veremos si votan así: los resultados luego son los que son", ha agregado Argelaguet.