El atunero vasco Izurdia sufrió ayer por la tarde un ataque de piratas en aguas del Índico, que pudo ser rechazado por las fuerzas de seguridad a bordo del buque, han confirmado a Efeagro fuentes de la Confederación Española de Pesca (Cepesca).

Los agentes de seguridad embarcados aplicaron el protocolo disuasorio en caso de ataque, con lo que se consiguió rechazar a los piratas, han explicado las fuentes.

Desde Cepesca han subrayado que la presencia de fuerzas de seguridad en los barcos pesqueros ha probado ser "bastante eficaz" y que en el último año se ha notado un menor número de ataques, gracias también a la misión defensiva desplegada por la comunidad internacional, pero que la piratería continúa en la zona.

Han recordado que en el último trimestre del año, una vez que concluye la época de monzón, suelen incrementarse la actividad de los piratas.

Según datos facilitados a Efeagro por el mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa, el número de buques (de todo tipo) secuestros en 2012 fue de siete hasta septiembre, frente a los 45 registrados en 2010 y los 24 de 2011.

En el Índico operan 17 pesqueros españoles, pero si se añaden los buques con capital español y bandera de otro país los navíos ascienden a 40.