El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, ha calificado hoy de "natural" el hecho de haber compartido con su expareja y también procesada, Isabel Pantoja, el dinero que la tonadillera generaba con su actividad profesional.

El abogado defensor de la cantante, José Ángel Galán, le ha preguntado si no gozó durante el tiempo que trabajó para ella del "estatus" que le proporcionó Isabel Pantoja, y Muñoz ha afirmado que él tenía "una nómina y trabajaba mucho".

En este sentido, ha indicado que ambos trabajaban: "ella haciendo lo que sabe hacer, que es cantar, y yo llevándola y esperando que los conciertos salieran inmaculados, es natural que compartiéramos su dinero".

El exalcalde ha explicado que aunque nunca fue representante de la cantante, sí tenía nómina porque trabajaba mucho.

Ha reiterado que él nunca controló las cuentas de su expareja, ya que ella tenía asesores fiscales en Madrid que se dedicaban a ello y que "nunca" antes, durante y después de la relación dio dinero a Isabel Pantoja.

También ha apuntado que nunca le hizo ninguna transferencia, ni creó sociedades con ella, como tampoco le autorizó en sus cuentas.

Ha explicado que la cantante cobraba sus conciertos y galas por medio de transferencia, otras con cheques y, en ocasiones, le pagaban una parte en efectivo a la espera del resto.

En cuanto a sus actuaciones en América, ha precisado que le pagaban en dólares, dinero que luego llevaba a España y que guardaba en su vivienda.

En este sentido, Muñoz ha aclarado que el día que le detuvieron, la Policía se incautó de un dinero, cuyo origen lícito se demostró posteriormente por la artista y tuvieron que devolverle.

Zaldívar no quería darle "caramelos"

Por otra parte, Julián Muñoz ha manifestado que él nunca ha tenido cuarenta o cincuenta millones de pesetas en su domicilio, como en su día declaró su exmujer y también procesada, Maite Zaldívar, y la ha exculpado afirmando que en aquellos momentos tras la separación ella no quería darle "caramelos".

"Fue tan duro, tan televisado, tan sufriendo todos, que me despreocupé de todo", ha dicho el exalcalde en relación a la separación de Zaldívar.

En este sentido, ha reconocido que dejó de pagar la vivienda conyugal y de pasarle dinero a su exmujer porque se olvidó "de todo", y ha referido que seguramente ella dispuso de alguna suma que él dejó en casa "para poder subsistir", aunque ha precisado que no fue una cantidad millonaria.

También ha relatado que Zaldívar era ama de casa y que ella se interesaba por cómo le iba el trabajo políticamente y "nunca por temas de dinero".

El juicio, que se ha centrado hoy en detallar los ingresos del exalcalde entre 1991 y 2004, se reanudará el próximo lunes con la declaración de Julián Muñoz a las preguntas de su defensa.

Muñoz se enfrenta a una petición fiscal de siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo y multas por un total de 7.466.000 euros

Tras su declaración, comenzará la declaración en calidad de procesada por blanqueo de capitales de Zaldívar, mientras que Isabel Pantoja será la última de los diez acusados en declarar ante la Sala.