El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este viernes que le gustaría ir "más allá en la negociación" sobre desahucios, después de que el Gobierno haya aprobado un real decreto con el objetivo de frenar esta situación cuando afecte a las personas más vulnerables.

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, García-Margallo ha dicho que "en circunstancias normales los contratos están para ser cumplidos porque si no lo que desaparecen son los préstamos hipotecarios", pero ha agregado que "estamos en una situación excepcional".

"Si en una situación excepcional se rompe la regla de juego y se ayuda a los bancos, me parece de toda lógica que se ayude también a las personas que están sufriendo los errores que se han cometido y que no todos son imputables a esas personas", ha argumentado.

En este sentido, el titular de la cartera de Asuntos Exteriores ha afirmado que si en algunos casos puede haberse "pecado de falta de prudencia al pedir un préstamo sin tener los medios" para devolverlo, "no deja de ser menos verdad que aquí ha habido una falta de regulación de los bancos, que se han dedicado a repartir una serie de productos para ganar dinero en comisiones sin tener en cuenta la capacidad de la persona a la que se le otorgaba el préstamo y que ha habido una falta de supervisión de los que estaban encargados de que no se cometiesen excesos".

García-Margallo cree que "lo que hay que hacer es ayudar a las personas que se han visto afectadas en este tema", al tiempo que asegura que la creación del parque de viviendas sociales, previsto en el real decreto del Ejecutivo, es la medida que más le gusta de todas.

Frente a quienes sostienen que el real decreto puede haberse quedado algo corto, el ministro no ha querido "minimizar" el acuerdo al que se ha llegado y ha valorado que "se ha abierto la vía para que se pueda hacer esa excepción con más o mayor cuantía".

"Seguiremos avanzando. Se ha puesto en marcha el tema de parques de vivienda social, que es dar solución a estas personas. Yo no puedo tener más simpatía para avanzar más deprisa y de forma más profunda en ese tema pero para eso tenemos unos días", ha asegurado.