El juzgado de Instrucción número 3 de Palma solicitará a Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres una relación de bienes susceptibles de ser embargados para responder a la fianza civil de casi 8,2 millones de euros que les fue impuesta y que no han depositado en el plazo que finalizó la pasada medianoche.

Éste será el siguiente paso que dará el magistrado instructor del caso Nóos, José Castro, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).

Para requerir la relación de bienes -que puede incluir propiedades, acciones o dinero-, el juez dictará una providencia, aunque se ha concretado la fecha en que lo hará.

Dependiendo de su régimen matrimonial, Urdangarin y Torres podrán presentar bienes que también sean propiedad de sus esposas, la infanta Cristina y Ana Maria Tejeiro, ésta última también imputada en la causa.

En caso de que no presentaran el listado de bienes susceptibles de embargo, el juez los podría solicitar a la Agencia Tributaria.

El pasado día 30, el juez Castro ordenó al duque de Palma y a Torres aportar, de forma solidaria, 8.189.448,44 euros en concepto de fianza de responsabilidad civil por las posibles responsabilidades que pudieran atribuirse a ambos en el caso Nóos.

La cantidad, que se ajusta a lo solicitado por la Fiscalía y la acusación popular que ejerce el Sindicato Manos Limpias, corresponde a los fondos públicos de Baleares y la Comunidad Valenciana percibidos por Nóos entre 2004 y 2007 por diversos contratos presuntamente irregulares, más un tercio añadido de esa cantidad como se hace habitualmente en cálculos procesales.