La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha afirmado este jueves que la dirección de su partido esperará a que el fiscal encargado del 'caso Campeón' determine si el exministro socialista José Blanco debe ser juzgado o no antes de posicionarse respecto a este.

"Vamos a ver qué es lo que hace finalmente el fiscal y cómo se resuelve esta situación, porque quedan muy pocos días y merece la pena esperar", ha señalado en una entrevista en RNE recogida por Europa Press. "Tenemos plena confianza en la Justicia y, cuando acabe su tarea, tendremos un juicio más exacto", porque por ahora no hay "más que una información periodística", ha añadido.

Según el diario 'El Mundo', el fiscal encargado del 'caso Campeón' en el Tribunal Supremo, Manuel Dolz, pedirá que se juzgue por un posible delito de tráfico de influencias a Blanco, al que acusa de interceder ante diferentes autoridades en favor de su amigo José Antonio Orozco, vicepresidente del Grupo Azkar, para que consiguiese la instalación de una nave en Sant Boi (Barcelona).

Valenciano ha insistido en que "ahora mismo" el exministro de Fomento "no está sentado en el banquillo". "Vamos a esperar, porque llevamos muchos meses y esto está a punto de resolverse. Vamos a respetar los tiempos de la Justicia y a armarnos de paciencia hasta que tengamos una resolución, que yo creo que la vamos a tener en los próximos días", ha indicado

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha afirmado hoy que el Gobierno de Mariano Rajoy está "agónico, bloqueado y noqueado", y ha añadido que España necesita un Ejecutivo "distinto" que consiga que el país supere esta "tremenda crisis económica, política y casi moral".

En una entrevista en RNE, Valenciano ha considerado que el Gobierno está "asfixiado políticamente" y que por eso el PP ha cambiado algunas posturas en temas como los desahucios o las tasas judiciales, y ha matizado que "está bien que el oxígeno sea social".

"Hay un Gobierno agotado para un país que necesita un Gobierno a tope", ha dicho, y ha apuntado que su partido no está en la "táctica de desgastar al adversario" sino que opina que Rajoy "no tiene ni fuerza ni autonomía suficiente para tirar del carro".

La dirigente socialista ha hablado también de los casos Bárcenas y Gürtel. "No podemos hacer como que eso no sucede, ha sucedido, hay mucha gente implicada, es un cáncer que hay que extirpar", ha aseverado, antes de asegurar que Rajoy "tiene muchas dificultades para meterle mano a este asunto; no tiene la autonomía que debería".