La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha criticado hoy las "calumnias" de quienes la acusan de haberse beneficiado de la trama Gürtel y ha calificado de "profundamente injusto" que pidan su dimisión por asuntos en los que no tiene "ninguna responsabilidad".

Durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado, Mato ha defendido su continuidad al frente del ministerio ante la petición formulada por el grupo socialista de que abandone su cargo tras la publicación de informes policiales que aportan nuevos datos de gastos de viajes y regalos pagados por esta red al exmarido de la ministra, Jesús Sepúlveda, en algunos de los cuales ella aparece como receptora.

"Sabe usted perfectamente que no puedo tener ninguna responsabilidad, y así lo ha dicho un juez, por lo que haya podido hacer o dejado de hacer otra persona", ha subrayado la ministra en respuesta a la senadora del PSOE María Victoria Chivite.

El senador y secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha reclamado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, su dimisión al no enterarse "sobre lo que pasa en su casa, en su garaje, en su jardín y sobre todo en la sanidad" en la Comunidad de Madrid.

Gómez ha realizado esta petición de dimisión durante su intervención en el Pleno del Senado donde ha hecho alusión a la investigación que realiza la Audiencia Nacional sobre supuestos regalos de la trama Gürtel al exalcalde de Pozuelo y exmarido de Mato, Jesús Sepúlveda, así como a los planes de la Consejería de Sanidad de ampliar la externalización de la gestión a seis hospitales y 27 centros de salud.

Al respecto, la ministra ha dicho que no tenía duda de que Gómez se "apuntaría a la infamia", para añadir que está "muy orgullosa" de su labor al frente del Ministerio y de la confianza que deposita en ella el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"Ojalá usted tuviera por parte de su partido el 10 por ciento de la confianza que yo tengo", le ha reprochado la ministra a Gómez sostener que el "sectarismo político" que practica el senador socialista le ha llevado a la desautorización de su propio partido.

Por otra parte, el senador socialista ha trasladado a Mato que, aparte de no enterarse "de lo que pasa en su casa y su jardín", algo de lo que duda, sí está convencido de que no se ha enterado de las competencias del Ministerio que dirige, al recordarle que puede realizar labores de alta inspección para supervisar si "las privatizaciones" distorsionan el sistema sanitario. Por ello, le ha pedido que anunciara su dimisión en el Pleno del Senado.