La Policía ha acudido hoy al domicilio del extesorero del PP Luis Bárcenas, ubicado en el barrio madrileño de Salamanca, tras recibir una llamada de su mujer denunciando el "hostigamiento" al que se sentía sometida por la presencia de los medios de comunicación.

Así lo han asegurado a Efe fuentes policiales que han indicado que tras recibir esta llamada, varios agentes se han personado en la vivienda de Luis Bárcenas, que han abandonado minutos después.

La presencia policial ha dado lugar a que varios medios de comunicación informaran de que los agentes estaban procediendo al registro del domicilio del extesorero que el lunes ha sido citado a declarar en la Audiencia Nacional por el juez instructor del caso Gürtel, Pablo Ruz.

Ayer se conoció que Luis Bárcenas declaró ante notario el 14 de diciembre del año pasado que fue responsable de 1994 a 2009 del control de los "donativos" al PP y de los "perceptores de fondos" de la formación junto al entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta.

"Relaciones laborales"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha eludido hoy aclarar desde la mesa del Consejo de Ministros cuál es la relación laboral del extesorero del PP Luis Bárcenas con el partido y se ha limitado a señalar que se trata de relaciones laborales entre un particular y una empresa.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha vuelto a insistir en que como portavoz del Ejecutivo no debe entrar a revelar datos ni fiscales ni laborales de nadie, como recoge la propia legislación laboral.

De esta forma, Sáenz de Santamaría, ante la insistencia de los informadores, ha reiterado que su posición como portavoz del Ejecutivo no es aclarar las cuestiones relativas a la relación del PP y Bárcenas y tampoco ha confirmado si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, va a presentar una querella contra el extesorero del partido.