El empresario Miguel Ángel Flores, responsable de la promotora de la fiesta del Madrid Arena en la que se produjo una avalancha que ocasionó la muerte de cinco jóvenes, ha advertido a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, del "riesgo para la seguridad de las personas" del recinto.

Flores explica, en un escrito dirigido a Cifuentes, que ha tenido "conocimiento por los medios de comunicación" de la reapertura del del Madrid Arena para la celebración de una feria a finales de este mes, por lo que pide a la Delegación del Gobierno que "impulse cuantas actuaciones resulten precisas y suficientes" "para evitar" la reapertura del recinto.

El empresario asegura que el Madrid Arena "concita un inminente riesgo para la seguridad de las personas" y apunta que la Delegación del Gobierno es "garante" de la "seguridad de la ciudadanía madrileña".

En opinión de Flores, la pretendida reapertura por parte de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos de este recinto cuenta "con el conocimiento y consentimiento" de la alcaldesa madrileña, Ana Botella.

Además, recuerda que el Madrid Arena "permanece precintado" por orden del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, por lo que, a su juicio, "la eventual reapertura del edificio para un acto público supondría contravenir el precinto judicial, lo que podría indiciariamente constituir un delito de desobediencia".