El colectivo de presos de la banda terrorista ETA ha advertido este viernes de que es "elevado" el riesgo de que se alargue el "conflicto" tras la expulsión de Oslo de los miembros de ETA Josu Ternera, David Pla e Iratxe Sorzabal por la ausencia de avances en el desarme de la banda.

En un comunicado remitido al diario digital Naiz, el colectivo de presos de ETA se refiere a esta expulsión de tres dirigentes de la organización terrorista el pasado mes de febrero y dice que "la situación política es grave" para quienes están "a favor de una resolución democrática, porque el riesgo de que se alargue el conflicto es elevado".

Los presos etarras también culpan de las recientes muertes de los terroristas de la banda Ángel Figueroa y Xabier López Peña "Thierry" a la "criminal política penitenciaria" de los gobiernos español y francés.

Sobre los anuncios del Gobierno español de que buscaría las fórmulas para contrarrestar un hipotético fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en contra de la denominada doctrina Parot, los presos destacan el "amplio posicionamiento social e institucional" en contra del alargamiento de las penas.

El autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) concluye reafirmando su compromiso con una "resolución democrática al conflicto para dar respuesta a la gravedad de la situación y a los últimos acontecimientos".