La Fiscalía General del Estado va a analizar el fenómeno de los 'escraches' a parlamentarios que se están sucediendo para estudiar si tienen relevancia penal y, en su caso, dar respuesta a estas protestas que se registran ante los domicilios de los políticos.

Para ello, la secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado ha remitido el 4 de abril un escrito a los 17 fiscales superiores en el que les solicita que le remitan "informaciones sobre el acoso a representantes parlamentarios en el ámbito de su comunidad autónoma".

"En la actualidad -dice el texto- se están produciendo situaciones de acoso al entorno personal de diferentes representantes parlamentarios y otros cargos institucionales, promovidos por afectados por procedimientos hipotecarios y otros colectivos similares".

Añade que la Fiscalía General del Estado "va a realizar el correspondiente análisis sobre la relevancia jurídico penal de cada una de estas situaciones, así como el estudio de la respuesta que, en cumplimiento de las funciones que tiene legalmente encomendadas, le corresponde adoptar al Ministerio Fiscal en relación con tales hechos".

"A los expresados efectos y sin perjuicio de las actuaciones" que el fiscal superior "estime procedentes realizar en cada supuesto concreto", la secretaría técnica de la Fiscalía General solicita de los responsables fiscales de las comunidades que le remitan información "de todos los acontecimientos de dicha índole que se produzcan en el territorio de su Fiscalía".